sábado, 18 de noviembre de 2017

Santos: una pesadilla para Colombia.

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:

Los sicólogos y también los siquiatras que investigan acerca de la perversidad humana tienen en el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, el más soñado de los objetos de estudio. La perversidad está asociada a una malignidad superior, a la perfidia, a la perversión y a la depravación todas estas, categorías que coinciden en cualquier escuela sicológica o incluso en las visiones religiosas del término, que agregan otros sinónimos los cuales varían según cada punto de vista.

El sicólogo mexicano Alexandro Aguirre Reyes, especialista en Clínica Psicoanalítica y Magister en Terapia Cognitiva Conductual, afirma que la perversión es asintomática. No presenta en el sujeto la necesidad de buscar ningún tipo de tratamiento, ya que nada de lo que le ocurre, le produce padecimiento. Una persona perversa está acosada por pensamientos obsesivos destructivos, al creer que los actos humanos no son sinceros. La mente perversa es una condición anormal de la personalidad cuyo rasgo dominante es la continua agresividad y destructividad hacia otras personas, a través de pensamientos y actos malignos.



Una profesora de la Escuela de Sicología de la Universidad Central de Venezuela, consultada para esta nota explicó que la perversidad tiene su origen en una práctica social, una cultura arraigada, un modelo económico, los antecedentes familiares y tradiciones históricas, es decir, nadie nace perverso, son las condiciones de su entorno, las que le dan esa condición. Santos es un hombre que jamás ha tenido algún tipo de dificultad en su vida y que ha impuesto siempre su razón por la fuerza del dinero de su familia o por el dominio de su clase, que ha tenido una presencia omnipotente a lo largo de la historia republicana de Colombia.

Todos estos, entre muchos otros elementos que no cabrían en un breve artículo como éste, permiten explicar con mayor detalle, la enfermiza determinación de Juan Manuel Santos por destruir a Venezuela. Es comprensible, Santos proviene de una rancia familia de la oligarquía colombiana que por cinco generaciones (alrededor de 180 años) han ostentado el poder y las riquezas que forjaron su carácter y comportamiento. Su obsesiva aspiración de poder lo llevó a cambiar de partido político en tres ocasiones cuando sus caminos hacia la cima se iban cerrando, incluso compitió y derrotó a su mentor y amigo Álvaro Uribe, por la paternidad del ataque militar contra Ecuador, violatorio de la soberanía de ese país y del derecho internacional, lo cual celebró con gran jolgorio. Cuando Uribe no pudo aspirar a la presidencia por tercera vez y designó como su sucesor a Andrés Felipe Arias, Santos no vaciló en traicionarlo e iniciar una campaña en su contra que lo llevó a la presidencia de la República. Antes, contra su voluntad, tuvo que comprometerse con los grandes empresarios colombianos a restablecer las relaciones interrumpidas con Venezuela y Ecuador, que estaban llevando a Colombia a una penosa situación económica en 2010.

A partir de ahí, devino en un político, además de ambicioso, pragmático, oportunista e inescrupuloso. Un nuevo interés individual se atravesó en su camino de perturbadora necesidad de protagonismo: algún hecho de relevancia superior que lo mostrara fuera de las fronteras de su país, nuevamente, para su suerte, vino en su ayuda, la decisión de los que ostentan el poder, quienes impusieron la necesidad de finalizar la guerra, ante el problema que implicaba no poder aumentar ganancias a pesar de tener un país inmensamente rico, que además había firmado un TLC con Estados Unidos, al cual no se le podía sacar provecho por el continuo desangre para la economía del país, que significaba la guerra. Santos, vio en este mandato, esa posibilidad de ser famoso, y de manera oportunista, -sin creer en ello- se auto proclamó el “padre de la paz” de Colombia.

Solo la mente torcida de un sujeto de esta calaña puede afirmar, que su peor pesadilla era Venezuela, tal como lo dijo en una entrevista en Londres el pasado 10 de noviembre. Sólo una mente perturbada puede hacer tal aseveración, sin pensar cuántos graves y profundos problemas existen en su país, que no ha solucionado desde la primera magistratura del Estado y que por el contrario, se han profundizado. ¡Cuánto desprecio por su pueblo y su nación!.

Al presidente colombiano no le causa pesadillas que en su país exista un ejército paramilitar que con el resguardo de sus fuerzas armadas se está preparando para invadir a Venezuela. Claro, con su experiencia en Ecuador, piensa que podría cosechar los lauros de otra eventual “victoria”.

Tampoco le generan pesadillas que en el año 2016 en su país fueran asesinados 190 líderes sociales ni que entre enero y junio de este año, 335 defensores de Derechos Humanos fueran víctimas de algún tipo de agresión que puso en riesgo su vida y que se produjeran 225 amenazas más contra ellos. Así mismo, el pasado año, fueron asesinados 37 líderes ecologistas colombianos. A Santos no le quita el sueño que de los asesinatos de líderes sociales documentados entre 2009 y 2016 (casi todos durante su gobierno), en el 87% de los casos la justicia no ha hecho nada, ni siquiera identificar a los homicidas. La impunidad es cómplice de Santos…o viceversa.

Santos duerme bien todos los días, a pesar que en su país desde 1938 hasta este año han desaparecido 124.679 personas según un informe del Instituto de Medicina Legal. De ellos, 25.140 fueron presuntamente víctimas de desapariciones forzadas. Desde 2010, cuando Santos llegó a la presidencia, los casos anuales superaron los 7.000. Ese número se mantuvo relativamente constante hasta 2015. En 2016 bajó a 6.934 y, en el primer semestre de 2017, la cifra es de 3.932.

Santos es tan inmoral, que la pesadilla que significan los 280 mil venezolanos que se han ido a Colombia no lo dejan dormir, sin embargo, su sueño no se ve afectado por el hecho de que el conflicto colombiano produjo un millón de homicidios y 7 millones de desplazados, (primer lugar en el mundo), el 80% de los cuales llegó a Venezuela, donde viven con los mismos derechos que los ciudadanos que nacieron aquí, porque la Constitución Nacional así lo ordena.

Tampoco le genera pesadillas que su país sea el segundo más desigual de América Latina, y que un 1% de la población sea dueña del 81% de la tierra según la ONG británica Oxfam. Tampoco le causa pesadillas que en 2016 según el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep) de Bogotá, los cultivos de coca aumentaran de 145.000 a 150.000 hectáreas durante 2016. Es la contribución de Santos a que se mantenga y amplíe la cantidad de 60 mil estadounidenses muertos cada año por sobredosis de drogas, lo cual agradece el gobierno de Estados Unidos, incrementando su apoyo al gobierno colombiano. Otra razón por la que Santos puede dormir tranquilo.

Este mismo centro de investigación afirma que el 62 % de los jóvenes colombianos que viven en el ámbito rural no se inscriben en la educación secundaria y que solo un 2 % accede a la universidad. Pareciera ser que éste no es su problema, no le quita el sueño.

Así mismo, el 42% de hogares colombianos viven en inseguridad alimentaria,   con relación a la desnutrición infantil se pudo establecer que, desde enero hasta noviembre de 2016, en la Guajira colombiana fallecieron 66 niños por hambre, pertenecientes al pueblo indígena wayúu. Además, en la última década, en Colombia han muerto aproximadamente 14.000 niños indígenas por este mismo motivo. Esto ha ocurrido durante el gobierno de Santos, pero eso no le genera pesadillas. ¿Por qué habría de tenerlas?, si son pobres e indígenas, es decir invisibles y excluidos de la gestión gubernamental. Como no existen, no pueden producir pesadillas.

A Santos no le producen pesadillas, los ocho congresistas, entre ellos tres de su partido que van a ser investigados por corruptos, al haber favorecido a la constructora brasileña Odebrecht. No puede darle pesadilla al presidente, algo que es absolutamente normal en su país y que ocurre todos los días.

En otro ámbito, una vez obtenido el Premio Nobel de la Paz, Santos ha permanecido indiferente a las modificaciones esenciales que sus partidarios en el Congreso están haciendo a los acuerdos de paz para transformar el espíritu del mismo, criminalizando a los defensores de derechos humanos y persiguiendo a los combatientes desmovilizados, 32 de los cuales han sido asesinados, así como 12 de sus familiares. Vaya paz la de Colombia y la de este Premio Nobel.

En su cobardía infinita, firmó los acuerdos de paz, para desmovilizar y desarmar a las FARC y hacer, en estas condiciones, lo que no pudo en el campo de batalla: intentar exterminarlos física y moralmente. Se trataba de que las FARC no pudieran jugar un papel en la contención de la agresión militar a Venezuela, mientras el ejército paramilitar de Santos se prepara para ello, lo cual, tampoco lo deja dormir, pero no por las pesadillas, sino por la euforia que le produce la sangre, el dolor y la muerte, por la satisfacción patológica que le produce su irracional perfidia y su natural perversidad. En realidad, la verdadera pesadilla para el presidente de Colombia es él mismo. 

sergioro07@hotmail.com 

Los mercaderes de la democracia.

Por Norma Estela Ferreyra:

Cuántos siglos hemos luchado, unos contra otros, para ser libres y decidir por nosotros mismos una forma de vida que nos satisfaga, en la medida del esfuerzo de cada uno.

Cuántas veces, nos hemos enfrentado detrás de banderas políticas, creyendo que teníamos distintas ideas para llegar a alcanzar una paz social, que se base en la solidaridad de todos los seres humanos. Alguien nos definió como  “lo mejores de todas las especies”, nos atribuyó “sentimientos e inteligencia”  Pero no es así. Y lo sabemos.



Recuerdo que alguien, dijo que “El pueblo unido, jamás sería vencido.  Sin embargo, siempre nos dividen, para hacer con nosotros lo que unos pocos quieren.  Entonces, no es verdad que somos inteligentes. “Divide y reinarás” es la consigna, quizás,  porque alguien se olvidó de definirnos como “mercaderes” que somos, al fin de cuentas.

Sabemos que no estamos  todos a la par, que existe una pirámide, donde en la  pequeña cúpula están los más insensibles, casi sin sentimientos, pero que son poderosos y dominan a todos, mediante falsas promesas, mentiras, planes económicos que favorecen a los que más dinero y poder tienen.. Y en la base, estamos los demás o  casi todos, o sea,  la mano de obra que trabaja para enriquecerlos a ellos. En una palabra,  a quienes nos dividen en pobres y ricos, para  poder reinar. Así, nos llevan de las narices hacia los distintos bandos o partidos políticos, para que creamos que somos nosotros quienes elegimos nuestra propia desgracia, a través del voto, que ha sido “El mayor invento del hombre” sostenido con  mentiras y más mentiras, vengan del partido que vengan. Por supuesto, que figuran tres poderes que simulan ser independientes para controlarse entre sí, pero todo se convierte en una farsa. Sin embargo, el Poder paga con creces lo que recibe de los gobiernos de turno, en los países  del mundo que no son libres, o sea, en casi todos.

Y como era de esperar, un día los sueños de algunos héroes, capaces de morir por sus ideales de Justicia, libertad  e igualdad de oportunidades, como fueron el “Che Guevara, Fidel Castro, Hugo Chávez, Perón y Evita, para nombrar sólo algunos de los más recientes de América Latina, quedaron truncos, ante las intervenciones de los mercaderes de la democracia que venden sus mentiras, como pan caliente, salvo escasas excepciones, en la historia. Sólo Cuba y Venezuela se mantienen libres, junto a un Evo Morales, cuya raza indígena nos enorgullece. Tenemos a Correa en Ecuador, Lula en Brasil y los Kirchner en mi país, quienes fueron quitados del medio, a como dieron lugar, mediante ardides legislativos, juicios o comicios, seguramente, fraudulentos. La patria grande se fue estrechando, ante el saqueo de aquellos países que destruyen a los demás, porque necesitan vender armas, fomentar la guerra, el consumo, la prostitución, la droga y fabricar pobres para que sean esos esclavos de “manos tendida” y sin dignidad.

Argentina, está dividida. Hoy tenemos un presidente servil y obediente al FMI y a la cúpula del Poder mundial, como Temer en Brasil y tantos otros en América Latina. Mientras el pueblo se enfrenta cada vez más, sin escuchar esa verdad que se canta en las calles “El pueblo unido jamás será vencido”   Y por eso, se ha dicho  que “no hay mejor ciego que el que no quiere ver, ni sordo, como el que no quiere oír”, mientras la deuda externa, contraída por Macri, no ha convertido en esclavos, gracias a la, desocupación, pobreza,  endeudamiento, etc.

 Termina la campaña electoral y todos los candidatos se unen, mediante los manejos de nuestros serviles gobernantes, ya que poder los favorece con  grandes negocios, coimas, viajes etc. o porque  la banda mafiosa de los que gobiernan, los amenaza con carpetazos inventados, para que apoyen sus planes, ya sea como funcionarios, legisladores o jueces.

Así, el pueblo cree que vive en democracia y en libertad, cuando en realidad no  decide nada y puede ser llevado preso sin condena y sin causa, tan sólo por ser opositor. Incluso ser torturado, como ocurre con Milagro Sala, o muerto como Santiago Maldonado.

Hay gobernadores que se hacen pasar por peronistas o radicales, pero que no lo son, pues son mercaderes de una mal entendida democracia que no lo es, pero que es  útil a la mafia capitalista neoliberal. En Córdoba, donde vivo, hay gente que come de la basura junto con los perros, desocupación en aumento y pobreza extrema, calles y veredas sucias, destrozadas, sin iluminación nocturna, en muchos barrios que son azotados por la delincuencia, que surge de la pobreza extrema. No obstante, ningún candidato de los que fueron elegidos por cualquier partidos, habla ni comenta, tampoco hace nada, porque la campaña terminó. Ahora, hay que pasar a cobrar por caja.  Es decir, compartir el reparto de favores y coimas del gobierno que más supo mentir para ganar. O sea, el equipo más corrupto desde hace muchos años, que apoyó al gobierno militar de facto, que apoyó a la dictadura militar que desapareció  a 30.000 personas.

En la mayoría de los países del mundo, donde se habla de democracia, se nos miente, mientras en sus constituciones hablan de república representativa, o sea, una falacia más.

El art 1° de nuestra Constitución Nacional, dice: La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa, republicana y federal.  ¿Se olvidaron de la Democracia?

¿Y en su país qué dice?
¿Y cómo se sale de esto?  Únicamente, unidos en un Párate General hasta que se vayan todos y luego, reformando la constitución donde al poder lo tenga una asamblea popular, como en Cuba o Venezuela.

normaef10@hotmail.com

En la etapa del capitalismo global y financiero post-2008

Por Bruno Lima Rocha:
Trazando una definición de imperialismo

He venido trabajando con el tema de la globalización financiera desde agosto de 2008, en el auge de la "crisis" - al que llamo farsa con nombre de crisis originada por la burbuja inmobiliaria de EEUU y la consiguiente liquidación de hipotecas sin lastre. No fue la primera "crisis" de la era post Guerra Fría, aunque fue aquella que afectó al planeta tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. A partir de ese momento, decidí dedicar parte del esfuerzo analítico para conectar algunas variables fundamentales a la escala de la dominación planetaria de este mundo post-2008.


Una variable de fundamento es el concepto de imperialismo y la necesidad de su revisión. Estando en América Latina y enseñando en la ciencia política y en las relaciones internacionales, automáticamente nos colocamos en una posición polarizada en cuanto a los Estados Unidos y las capacidades de proyectar otras inserciones en el Sistema Internacional distantes del eje anglosajón y de la Europa unificada. Al mismo tiempo, la noción realista nos hace evitar cualquier adhesión a las posiciones de Rusia, India y menos aún de China. Para nuestro caso, observando las relaciones asimétricas de poder global a partir de Brasil como país líder continental, es posible maniobrar dentro de un paraguas de los BRICS, pero reconociendo la existencia de un imperialismo chino a escala global y proyecciones afines dentro y fuera de Eurasia para estas tres potencias.

Con todas estas excepciones, vemos como esencial interpretar el concepto de imperialismo globalizado y financiero. Este se manifiesta desde formas más groseras, como una invasión militar, hasta el objeto de estudio al que este texto se vincula, las relaciones complementarias y subordinadas de Transnacionales (TNC), paraísos fiscales, capital financiero como forma de acumulación salvaje contemporánea, endeudamiento securitizado de poblaciones enteras y la existencia de una suma nefasta de élites orgánicas actuando a través de puertas giratorias a escala nacional y transnacional, al servicio y de la versión actual del neoliberalismo.

Este sistema de dominación opera a través de una dimensión complementaria de inteligencia y espionaje electrónico -y la quiebra de signos, sigint-, el aval jurídico-político y por qué no ideológico de medios especializados (como el papel del "periodismo" económico) agencias de análisis de riesgo de las recomendaciones de los organismos de origen de Bretton Woods (como el FMI y el Grupo del Banco Mundial), de los operadores "nacionales" vinculados a los voluminosos y poco o nada regulados fondos de tipo hedge y el conjunto de instrumentos de acumulación a través del llamado shadow banking. En la punta, actuando en cada sociedad concreta, observamos la internalización de intereses externos (imperialistas) como en los acuerdos de Cooperación Jurídica Internacional, los institutos y think tanks de la "nueva" derecha (que se extienden como metástasis en América Latina), la captura de las " las instituciones del Estado capitalista - disminuyendo el escaso margen de la democracia de masas - y ampliando tanto los espacios de mercado - marketización -, como la privatización de recursos, empresas y patrimonios colectivos (como las reservas de recursos naturales) y la constante presión de la mayor parte de la cima de la pirámide de nuestras sociedades en ser absorbidas como socias minoritarias de la distopía del capitalismo global con "libertad y eficiencia" de mercado.

En la dimensión de la meta permanente, el modus operandi a escala mundial, vemos la concentración cada vez mayor de TNCs -entre ellos incluyen conglomerados chinos, rusos, indios y hasta hace poco tiempo, brasileños - cuya capacidad de interconexión es inversamente proporcional a la preservación de los derechos recursos no renovables del planeta y los biomas. La internacionalización de cadenas secundarias de suministros, la interdependencia subordinada de mercados enteros y sociedades concretas -como en la venta en el mercado futuro de cosechas agrícolas y la dolarización de productos primarios- y una producción científica piramidal donde la circulación de investigación científica es también inversamente proporcional al mismo, el secreto industrial y la capacidad de investigación y desarrollo con contenidos nacionales definen un planeta donde los conglomerados de capitales cruzados y control accionario múltiple, pero subordinado a centros decisorios externos, aumentan las fragilidades de cada país y hacen de la soberanía decisoria una meta cada vez más distante .

Este conjunto complejo tiene en la acumulación salvaje de riqueza a través de compromisos de rescate - títulos, papeles, instrumentos financieros - y depósitos de ultramar un auténtico casino global protegido por legislación específica en territorios con jurisdicciones especiales. Son beneficiarios de este mecanismo tanto individuos como empresas, pudiendo ser considerado el depósito en "paraísos" la forma contemporánea de enriquecimiento. Este conjunto complejo tiene en la acumulación salvaje de riqueza a través de compromisos de rescate títulos, papeles, instrumentos financieros y depósitos de ultramar un auténtico casino global protegido por legislación específica en territorios con jurisdicciones especiales. Son beneficiarios de este mecanismo tanto individuos como empresas, pudiendo ser considerado el depósito en "paraísos" la forma contemporánea de enriquecimiento. Los valores que acumulan en estas jurisdicciones evitan tanto del fisco de países y por tanto no se transforman en políticas públicas o financiamiento del aparato de Estado como tampoco aumentan la renta media de las sociedades. Es justamente lo contrario. El modelo de acumulación financiera y la acción del imperialismo en su etapa de globalización post-2008 ve el aumento de circulación de la "industria financiera" no regulada, haciendo que la riqueza no sea ni siquiera oriunda específicamente de explotación de mano de obra y extracción de más valia. El capitalismo actual ya no necesita generar un volumen de trabajo vivo y de empleo directo voluminoso y sí subordinar las sociedades para fines privados en nombre del "crecimiento" de algunos sectores o de la "estabilidad".

La ausencia de trabajo vivo y el secuestro de la capacidad extractiva de los Estados aumentan la brecha de representación y la captura de los bienes colectivos por los entes privados, siendo que sus representantes están dentro y fuera de los gobiernos de turno y de las tecnocracias de carrera. Como se observa, la complejidad del imperialismo contemporáneo nos obliga a desafíos teóricos y organizativos de gran alcance.

LIDE: Es preciso caracterizar la acción del imperialismo en el siglo XXI tanto en las llamadas "revoluciones coloridas" como en sus efectos subsecuentes, con la internacionalización de empresas nacionales, la cesión de patrimonio colectivo y la explotación desenfrenada de recursos naturales no renovables. La meta permanente es las finanzas de las economías subordinando la voluntad soberana de sociedades concretas. En esta acción conjunta y combinada, la opinión pública se alcanza de forma estructural.

 OJO: La capilaridad de Internet y manipulación de Big Data por los proveedores estadounidenses implican la frágil soberanía de las sociedades civiles latinoamericanas.
MINIBIO: Bruno Lima Rocha es doctor en ciencia política por la UFRGS y profesor de relaciones internacionales de UNISINOS

blimar@unisinos.br

¿Venezuela ha caído en default? Propaganda, bonistas y buitres

Misión Verdad:

Una noticia sumamente estruendosa le abre paso a un nuevo y particular episodio en la economía venezolana signada por los cercos y torniquetes financieros de era reciente: la agencia norteamericana de correduría de bolsa Standard & Poor's (S&P) declaró a Venezuela en "default selectivo" por impago de intereses.
La agencia financiera rebajó la calificación de la deuda soberana venezolana en moneda extranjera porque el país cruzó el límite de tiempo para abonar 200 millones de dólares en el pago de cupones por sus bonos globales, con vencimiento en 2019 y 2024, durante el periodo de gracia de 30 días. En consecuencia, la agencia declaró que devalúa la calificación de la deuda soberana venezolana en moneda extranjera de largo y de corto plazo de 'CC/C' a 'SD/D', lo que significa "default selectivo".


La noticia ocurre luego de que se emprendiera el proceso de reestructuración y refinanciamiento de la deuda venezolana, acciones ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en vista de las nuevas realidades que imponen las sanciones que Donald Trump emitiera el 25 de agosto de 2017, y que significan limitar considerablemente el acceso de Venezuela a nuevos financiamientos para cubrir sus compromisos de deuda, además de retrasar los pagos de intereses y deuda, como sucede en este caso. Desde esas circunstancias y para proteger las finanzas venezolanas en favor de crear nuevas simetrías, el Estado venezolano emprende su derecho soberano a cambiar los términos para cumplir a los bonistas y evitar el default que S&P ha cantado.
Los alcances y el frente de la especulación informativa

Como primera aclaratoria, vale la pena considerar que Venezuela es señalada de caer en default o impago de deuda, por cupones de 200 millones de dólares en intereses, insignificantes frente a los 60 mil millones de dólares en bonos venezolanos que circulan en el mercado.
Una vez al vencerse el plazo de este pago, la rebaja que hace S&P es estruendosa y enciende alarmas en el mundo de la información económica. Pero es un hecho que, para que un país sea declarado en default, ese país también debe declarar expresamente que se asume insolvente y que en consecuencia, no pagará sus compromisos. Ese es el mecanismo habitual y tal circunstancia no ha tenido lugar en el caso de Venezuela. Todas las vocerías económicas de Venezuela señalan que el país está pagando y seguirá pagando sus compromisos.

A expensas del anuncio de S&P, un grupo de bonistas han solicitado a la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés), que agrupa a tenedores de deuda, evaluar si hubo un cese de pagos de un bono de PDVSA por 1 mil 161 millones de dólares (capital e intereses), para así activar el pago de seguros. ISDA funge como una agencia global rectora de los mercados de bonos, un tribunal-bufete protector de los intereses de los tenedores de deuda.

En sus deliberaciones de hoy, no alcanzaron un acuerdo sobre si Venezuela está en default o no, y han diferido ese debate para el próximo jueves. Según la agencia Bloomberg, los dueños de swaps de incumplimiento de crédito, los mismos que han consultado al ISDA, están buscando activar pagos en sus contratos de seguro. Es decir, se trata de inversores que han apostado al default de Venezuela para obtener beneficios; se trata en esencia de capitales buitre. Este es un mercado que representa unos.

1 mil 600 millones de dólares, es decir, una parte ínfima del universo de tenedores de la deuda venezolana. Sobre este punto es necesario indagar, si S&P apuesta a un desbarajuste estrepitoso de los bonos venezolanos en el mercado, un desplome, para abaratarlos por intereses segundarios. O si acaso hay una apuesta a declarar el default de Venezuela por propósitos asociados a estos capitales, que buscan que el ISDA detone los mecanismos. Pero si el ISDA activa acciones declarando a Venezuela en default, generaría un efecto negativo incluso para agencias como Goldman Sachs, que tienen bonos venezolanos. Así que apostar al default de Venezuela tiene contrapesos.

El "default" venezolano mediáticamente cantado tuvo alcance en la Bolsa de Luxemburgo, que virtualmente ha bloqueado las operaciones con bonos venezolanos. Los bonistas que solicitan al ISDA que tome postura sobre Venezuela, han solicitado que se considere ese evento como un referente.
Los anuncios de reestructuración de la deuda venezolana habían generado incluso una sensación de optimismo en los mercados. Más todavía, al unísono de anuncios de acuerdos favorables con Rusia. China, importantes acreedores de deuda venezolana. Al anuncio de S&P generó no obstante una caída estrepitosa de los bonos venezolanos y la semiótica apocalíptica se impuso en la mediática económica.
Pero en la realidad, ¿cuál es la actitud de los tenedores de bonos? Para Bloomberg, la sensación que predomina en los bonistas es la paciencia y las expectativas frente a los anuncios de las vocerías venezolanas, de que se está pagando y se seguirá pagando.

Venezuela ha señalado retraso en los pagos a cargo de las agencias bancarias. Cuestión que no es de desestimar, en medio de irregulares financieros en el entorno de la deuda venezolana, una vez que se haya anunciado su reestructuración: en pleno pago del bono PDVSA 2017, las agencias calificadoras de riesgo presionaron al alza la calificación venezolana, y muchas vocerías financieras han sobredimensionado las dificultades del país en sostener su capacidad de pago, omitiendo en buena medida los efectos perniciosos de las sanciones de Trump. Dicho de otra manera, sectores específicos del entramado financiero norteamericano (así como las políticas de sanciones de la Casa Blanca) han apostado al default de Venezuela, y ahora un sector entre ellos lo han cantado.

El Wall Street Journal (WSJ) ha emitido una interrogante en una presentación del caso venezolano. El dilema de los bonistas consiste en esperar o iniciar un proceso de presión por declaratoria de default que llevará a situaciones sumamente complejas. Para el WSJ, la sensación en buena parte de los bonistas es de confianza y el empleo de paciencia estratégica. El historial de pago del país y los enormes sacrificios que ha implicado el habitual manejo de deuda, dejan clara a disposición de PDVSA y del Estado de honrar sus compromisos inmediatos.

¿Cómo es el "cara a cara" con los bonistas? Contrastes entre la realidad y la propaganda
Según el Gobierno venezolano, ya se conversa en directo con 414 acreedores o bonistas de la deuda venezolana, representan el 91% de los tenedores de deuda. Aunque sobre Venezuela pesan las sanciones de Trump y muchos bonistas se inhiben de ser asociados a Venezuela, por las represalias a las que estarían expuestos por parte del Departamento del Tesoro norteamericano, la convocatoria y asistencia es un buen indicador. Durante el primer encuentro en Caracas, la primera jornada de acercamiento ha sido "constructiva".

La correduría de bolsa venezolana Rendivalores confió que "de acuerdo a las autoridades, hay 1 mil 200 millones de dólares en valor nominal de bonos PDVSA congelados en Euroclear. Por otro lado, Deutsche (Bank) habría cerrado las cuentas del Gobierno, y Citi habría cerrado la corresponsalía de Citi China". Es decir, las explicaciones del Gobierno venezolano al retraso de los pagos, de cara a los bonistas, apunta a operaciones de boicot financiero.

Para los bonistas esto no es sorpresa. Entienden que se desenvuelven en un entorno de información financiera sobre estimulada, que constantemente tambalea el entramado de divulgación para provocar estampidas y cambios de mano de los bonos, y también conocen los efectos reales de la conjura financiera en un marco de sanciones.

Las reuniones con bonistas prevén la realización de mesas técnicas para evaluar alternativas. Se trata de construir confianza para tenedores de bonos pagaderos al mediano plazo. Esta también supone la construcción de un clima de prudencia para los bonistas, que están por recibir pagos en ejecución en estos momentos. Para el WSJ, propiciar derivaciones negativas por desacuerdos o reacciones intempestivas por la moratoria de pagos sólo complica las circunstancias para los mismos bonistas. "La nación sudamericana, que no cuenta con recursos suficientes, ha proporcionado algunos de los mejores rendimientos en los mercados emergentes en los últimos años, lo que complica el caso de los inversionistas para aumentar la presión sobre Caracas en el corto plazo", reseña el WSJ.

¿La arena política es distinta a la de los mercados?
En este caso, así parece ser. Mientras la calma, la sensatez y la paciencia predominan en el mercado de bonistas, como respuesta al nerviosismo generado por las agencias informativas, en la arena política dentro y fuera de Venezuela el  planteamiento es sumamente diferente, por ser sobredimensionado e intoxicado.
Los señalamientos apocalípticos apuntan a detonar acciones sancionatorias por el "default" venezolano y podrían someter a confiscación activos venezolanos en el extranjero, concretamente CITGO, filial venezolana de PDVDA en EEUU. Landon   Thomas Jr para The

New York Times afirma que Venezuela, en el marco de los señalamientos desproporcionados de su situación financiera, se está convirtiendo en un foco de los fondos buitre. "La compañía venezolana (PDVSA) tiene activos muy lucrativos en el extranjero que podrían ser objeto de demandas y confiscación por esos capitales en caso de que Venezuela deje de pagar".

Sobre la re estructuración de la deuda venezolana se ciernen intereses muy específicos, que no hay que desestimar. Por supuesto, no están ausentes de ellos los de índoles geopolíticas. Los poderes fácticos que desde EEUU apuestan a la caída de Venezuela, además de intentar abiertamente implosionar Venezuela mediante operaciones de cerco y asfixia, no son actores a descartar en creaciones de "impago" en el espectro de la opinión e información financiera, acciones camufladas para detonar nuevas escaladas en la arena financiera.

solidaridad-venezuela@lists.mayfirst.org 

Los juegos de la mente

Por Carolina Vásquez Araya: 
Los humanos poseemos un mecanismo de adaptación que nos salva o nos arruina.

No dejo de maravillarme cada vez que alguien intenta justificar el estatus actual en Guatemala, como si esperara la aparición de algún fenómeno mágico capaz de transformarlo y, de paso, responsabilizando a las víctimas por la imperdonable situación de marginación, hambre y discriminación en la cual viven: “es que se reproducen como conejos”, “es que el problema reside en la sobrepoblación”, “es que si se aplicara la pena de muerte esto cambiaría”, “es que las mujeres no educan a sus hijos”… Actitudes especialmente recurrentes en personas cuyo nivel de educación está por encima de la media, con posibilidades de incidir en cambios sustantivos de un sistema política y económicamente caduco, un sistema cuyo efecto más notable es la división de la sociedad entre unos pocos ricos muy ricos y una inmensa mayoría de pobres muy pobres.
Por lo general, estos comentarios carecen de un respaldo documental, más que esa ‘sensación’ de estar en lo cierto.



En sentido contrario: lo documental, las investigaciones académicas, los avances en el estudio de los fenómenos sociales y económicos de las últimos décadas en Guatemala revelan otra cosa muy diferente y dejan al descubierto las enormes injusticias que padece más de las tres cuartas partes de la población. Adjudicar a las víctimas del sistema la culpa de la violencia, la desnutrición (“solo les dan tortillas a sus hijos, así cómo van a desarrollarse…”) y otras profundas carencias padecidas por los sectores más pobres, es un acto de infinita maldad e ignorancia.

En días recientes se han producido violentos desalojos y familias enteras han quedado a la intemperie sin alimentos, sin techo sobre sus cabezas, con niños y ancianos soportando el frío de la noche. Eso, para proteger los intereses de individuos y empresas cuyas fortunas han sido amasadas a la sombra de la corrupción y los privilegios. Este es solo un ejemplo de la injusticia, pero como este hay muchos: fuentes hídricas –ríos y lagos- impunemente contaminadas por desechos industriales; periodistas asesinados, amenazados o capturados por denunciar actos de corrupción de empresarios, autoridades y redes criminales; obras inconclusas y abandonadas; pactos legislativos cuyo objetivo es callar a la prensa, amordazar a la población y garantizar la impunidad por crímenes cuyas consecuencias, entre otras, es la muerte por desnutrición, los asesinatos de mujeres, la muerte materna y, por supuesto, la criminalización de las protestas ciudadanas.

Pero la mente juega de manera perversa con nuestro instinto de conservación, neutralizando el impacto de las agresiones para no experimentarlas con toda la fuerza de la conciencia. De este modo, las personas se refugian dentro de su ámbito más cercano, en su ilusión de inmunidad contra una realidad abrumadoramente poderosa y continúan en su quehacer cotidiano hasta que la violencia los alcanza. Y la violencia, hipotéticamente, los alcanzará; si no de manera directa, lo hará por medio de experiencias en su círculo familiar o laboral, a través del temor de caminar por las calles, detenerse ante un semáforo en rojo o ver aproximarse a un hombre en una motocicleta.

Si analizáramos con la mente muy atenta los alcances de la distorsión de nuestro sistema de vida y de valores, quizá veríamos cómo lo patológico se ha vuelto natural, cómo nos acomodamos para no confrontar una realidad dolorosa por injusta, por viciosa, por macabra. Cómo hemos adoptado a las redes sociales para hacer de ellas un instrumento de catarsis, tan estridente como ineficaz para incidir de manera seria y contundente en un estado de cosas rayanas en el surrealismo más extremo.

De nada sirve la protesta si no está articulada por una organización que le aporte consistencia.

elquintopatio@gmail.com 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

El ataque global de EEUU y Europa contra Venezuela

Por Diego Olivera Evia:
El fascismo de la Derecha latinoamericana y Almagro

El presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, firmó este viernes una orden ejecutiva en la que establece sanciones económicas al régimen venezolano. Esta medida se toma en respuesta a la violación de derechos humanos y libertades fundamentales ejecutadas por la administración del mandatario Nicolás Maduro.

La sanción prohíbe a cualquier persona o entidad sometida a las leyes de los EEUU realizar ciertas operaciones financieras con la dirección de Venezuela o las empresas vinculadas con esta. Estas se aplican al mercado de bonos dentro de EEUU, en el que participan el régimen y sus compañías, como es el caso de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).



Para aplacar el impacto que pueda tener la medida a los venezolanos y al mercado, el Departamento del Tesoro de EEUU emitirá licencias para ciertas transacciones.
Que implican las sanciones ilegales  de la orden ejecutiva de Trump

Esta acción ejecutiva de Trump da continuidad a la orden ejecutiva 13692 del 8 de marzo de 2015, emitida por Barack Obama, en la que se declaró a Venezuela una "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de EEUU.".

Estas sanciones estadounidenses actúan directamente contra la estabilidad financiera. Esta prohíbe que "cualquier persona, entidad, empresa o asociación, legalmente radicada o que realice actividades en Estados Unidos, pueda efectuar negocios con nuevos bonos de deuda que sean emitidos por cualquier instancia del Gobierno venezolano, a saber, bonos de la República emitidos por el Banco Central venezolano o la empresa estatal Pdvsa.

Esta acción  no afecta directamente los bonos ya emitidos por el Estado y por Pdvsa, que ya están en manos de tenedores, personas, empresas y entidades financieras en EEUU. Pero ante las sanciones estos han cotizado como "bonos basura", lo que coloca a Venezuela como una "zona de peligro" para la inversión en el mercado de bonos, pese a que el país es un fiel pagador.

Nuevas sanciones a Venezuela de la Unión Europea (UE)
Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) respaldaron este lunes  las sanciones a Venezuela, como un embargo de armas y de material que pueda utilizarse para la represión interna, así como un marco legal para imponer medidas selectivas contra los responsables. "Además de los esfuerzos políticos y diplomáticos para apoyar una salida pacífica negociada a la crisis política, el Consejo ha decidido hoy por unanimidad adoptar medidas restrictivas, subrayando su preocupación por la situación en el país", anunciaron los ministros de los Veintiocho en un comunicado.

Fuentes europeas reconocieron que se baraja el nombre para esa lista, sin dar más precisiones, aunque por el momento se trata de esperar a ver si el embargo de armas y de material que pueda utilizarse en la represión surte efecto y fomentan la vuelta al diálogo entre el gobierno y la oposición. Los ministros puntualizaron, asimismo, que podrán dar marcha atrás a las sanciones en función de la evolución de la situación en el país".
Se refirieron, en particular, a la celebración de negociaciones creíbles y significativas, al respeto a las instituciones democráticas, a la adopción de un calendario electoral completo y a la liberación de todos los prisioneros políticos.

Nuevos ataques de EEUU y UE
Además, el presidente venezolano Nicolás Maduro informó que el ejecutivo nacional aplicará acciones para blindar a Venezuela frente a las recientes sanciones económicas y financieras de Estados Unidos.
Por su parte el medio digital Misión Verdad indicó en un análisis que estas nuevas sanciones "no van contra funcionarios venezolanos, van contra la economía y el sistema financiero de todo el país".
Estos hechos muestran una vez más la presiones de EEUU, con el gobierno de Trump, con sus presiones económicas a Europa, a la CE, para ahogar la economía venezolana, bloqueando las transacciones financieras internacionales, buscando una insolvencia de pagos, controlando las gasolineras de Citgo, en una estrategia recesiva, ahora ante la propuesta del gobierno del presidente Maduro, de refinanciamiento de las deudas y bonos con Rusia, China y otros acreedores, estas nuevas acciones, obligan a negociar con monedas alternativas al dólar, como el rublo, yuan, rupias y con dólares en algunos países, lo que busca que se genere en la economía un crisis o Default de impagos.

El fascismo de la Derecha latinoamericana y Almagro
Ante esta realidad de las sancione de EEUU y la UE, una nueva jugarreta de EEUU, de usar la Organización Naciones Unidas (ONU), de manera ilegal contra Venezuela, para crear acciones contra Venezuela, apoyada en una minoría de países, ya que la mayoría a apoyado a esta nación, tanto como miembro del Consejo de derechos Humanos (CDH), lo que muestra una vez más las manipulaciones de EEUU e Israel, esta es la realidad de las acciones punitivas del imperio gringo, como su ataque a Iraq sin aprobación de la ONU, con millones de muertos y la acciones en Libia con la OTAN, con miles de muertos y sin sanciones de la ONU, como pasa con las masacres de palestinos y la usurpación de sus territorios por colonos ilegales judíos sionistas, esto muestra una vez más la inoperancia de la ONU y el poder de EEUU para agredir al mundo.

En ese mismo sentido se usa a la Organización de Estados Americano (OEA), como un instrumento maquiavélico de dominación de EEUU, quien utiliza a países latinoamericanos para agredir, a las propuestas alternativas en las economías regionales, hoy la Secretaria de la OEA, está en manos de un funcionario corrupto, Luis Almagro manipulado por Trump y su equipo de gobierno, utilizando de manera ilegal sus decisiones, irrespetando a los embajadores plenipotenciarios, convocando a reuniones de países, y dejando de lado a otras, para aplicar sanciones ilegales.
Esta estrategia imperialista busca el control de los recursos de América Latina, la entrega de territorio de Argentina en el Sur, como la entrega de parte del Amazonas de Brasil, para instalar bases militares estadounidense, ampliando las decenas de las mismas, destacándose la 7 bases en Colombia, muestran la aplicación de la tesis de “América para los Americanos”, del presidente Monroe, se está aplicando ilegalmente en Suramérica, Caribe y Centroamérica.

También es bueno señalar los ataques a Venezuela, pero debemos señalar que los crímenes de lesa humanidad, como los de México, Colombia, con la tumbas colectivas de campesinos, dirigentes sociales, estudiantes, como periodistas son parte de países criminales y verdaderos estados forajidos, que encubren a presidente asesinos como Pérez Nieto, a Manuel Santos Nobel criminal, que junto a Álvaro Uribe, cuando era presidente y Santos su Ministro, crearon miles de fosas y asesinaron a grupos políticos. Los carteles de la droga de Colombia y México, son parte de los gustos de la DEA, para abastecer a millones de drogadictos, ante la impunidad de las autoridades de EEUU, como las plantaciones de marihuana en California en grandes extensiones de territorio de esta nación.

Estas realidades de muerte y violencia son parte de la política de EEUU, la OTAN y sus esbirros como Luis Almagro, que le vendió el alma al diablo, si la tiene, porque es un mercenario, que ni lo quieren en su Uruguay natal, además han ampliado la mentira y los medios de prensa han creado, sus propias falsedades, como los manifestara Trump con CNN, pero igual sigue usando esta ventana a la muerte.

Los falsos positivos, son la mentira y la verdad para ellos es una burla para las naciones democráticas, es la imposición de un modelo capitalista en Crisis, se han conformado con sus trasnacionales, como un modelo de hecatombe mundial, llevando al planeta a la miseria, el hambre, enfermedades y medicamentos asesinos de laboratorios criminales, los muertos son de los países subdesarrollados y las ganancias de las multinacionales, a cualquier costo.

diegojolivera@gmail.com

Yemen, el país más olvidado del mundo

Por Leandro Albani:

Desde marzo de 2015, el reino de Arabia Saudí sostiene una invasión militar permanente contra Yemen, el país más pobre de Medio Oriente. La Casa de Saud argumenta que el ataque por tierra y aire se debe al avance del movimiento Ansarolá, nacido en el seno de la tribu houthis, que profesa el Islam zaidí chiíta.
La salida del poder de Ali Abdullah Saleh, jaqueado por las protestas surgidas en el marco de la denominada Primavera Árabe en 2012, abrió una situación de profundo desgobierno en el país. La represión ordenada por Saleh no pudo detener la ola de protestas que explotaba en una nación de fuerte concepción tribal.



Con el avance político y militar de Ansarolá, la monarquía saudí encontró una razón no sólo para combatir a este movimiento, sino también poder atacar a Irán, su principal enemigo en la región. Desde la Casa de Saud, automáticamente vincularon a Ansarolá con el gobierno de Teheran, más allá de la falta de pruebas reales sobre esta supuesta alianza. Pero si algo fue desencadenante para la invasión a Yemen (algo que no se “recuerda” demasiado en los grandes medios de comunicación), es la importancia estratégica del Estrecho de Bab el-Mandeb, por el cual fluían, antes de la invasión, casi cuatro millones de barriles de petróleo y productos refinados diarios.

Con 527.000 kilómetros cuadrados, Yemen limita con Omán y con Arabia Saudí. Aunque el país sea productor de crudo y posea grandes reservas de gas natural, sus 24 millones de habitantes en la actualidad viven azotados por una profunda crisis humanitaria generada por la invasión militar de la Casa de Saud.
Algunos datos recientes demuestran el caos en el que se encuentra sumida esta nación.

-A principios de noviembre, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reveló que el número de muertos por el brote de cólera en Yemen asciende a 2.200. En todo el país ya fueron detectados otros 895.000 casos. La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) publicó un informe en el que alertó los niños y las niñas suponen más de la mitad de los casos sospechosos de la enfermedad. “El brote afecta a más del 90 por ciento de los distritos de 21 de las 22 provincias del país”, advirtió el organismo internacional.

-En el mismo informe, la OCHA aseguró que Yemen “hace frente a la mayor emergencia alimentaria del mundo” y a “un desplazamiento generalizado de población”. Según la ONU, 21 millones las personas necesitan ayuda humanitaria urgente. El coordinador Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, afirmó que Yemen atraviesa “la peor crisis alimentaria del mundo”, por lo cual se necesita una respuesta humanitaria inmediata.

-Los últimos datos conocidos cifran en 8.500 los muertos por la invasión militar y en 50.000 los heridos. Desde Naciones Unidas reconocen que esas cifras pueden ser mucho mayores, ya que existen “víctimas silenciosas”, que no aparecen en los balances oficiales porque no llegan a los centros de salud o porque ni siquiera disponen de centros de salud a los que acudir.

-Del total de yemeníes, 17 millones de personas sufren inseguridad alimentaria. De ese total, siete millones atraviesan una inseguridad alimentaria severa, que significa que diariamente no saben si van a disponer al menos una comida. A esto se debe sumar que se calcula que un millón y medio de personas dejaron de tener acceso a la salud y a la educación, como también a suministros básicos como agua y electricidad. Los pocos centros de atención que todavía se mantienen en pie son blanco recurrente de los bombardeos saudíes.

-El trabajo humanitario en Yemen es una odisea. Una consecuencia directa de la invasión es que Arabia Saudí dispuso, junto a sus aliados regionales, un bloqueo sobre el territorio yemení. Samir Elhawary, oficial superior de la OCHA, explicó en una entrevista con Europa Press que Yemen era un país excesivamente dependiente de las importaciones y, ahora que la economía se ha contraído un 35 por ciento, los productos de primera necesidad escasean y sus precios se han disparado. Elhawary también reveló “la desgarradora estadística de que un niño muere cada diez minutos por enfermedades prevenibles, como la diarrea o infecciones respiratorias”, y unos 400.000 sufren desnutrición aguda, que se ha disparado un 200 por ciento desde 2014 en Yemen.

-Otra consecuencia de la invasión saudí, fue el crecimiento de Al Qaeda y la aparición del Estado Islámico (ISIS). El domingo pasado, ISIS reivindicó un ataque con coche bomba en la ciudad de Adén, en el distrito de Jor Maksar, ubicado en el suroeste del país. Durante el ataque, los terroristas tomaron rehenes; el saldo de la acción dejó 29 policías y seis civiles muertos. Adén y el sur de Yemen son regiones en donde se implantó Al Qaeda luego de la invasión saudí.

Si bien el pueblo yemení sufre las consecuencias más duras de esta invasión, la Casa de Saud no es ajena a su propia aventura militar. Los ataques de Arabia Saudí le cuestan al reino 200 millones de dólares diarios, algo que en los últimos meses resintió la economía interna de la principal monarquía del Golfo Pérsico. Un informe elaborado por la propia Asamblea Consultiva de Arabia Saudí (Shura), reconoció que alrededor del 22 por ciento de la población saudí vive por debajo del umbral de la pobreza. Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que Arabia Saudí puede quedarse, dentro de cinco años, sin reservas petroleras si continúa con su actual política financiera. Las propuestas impulsadas por el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, se muestran como una respuesta “liberal” a un sistema comercial y político arcaico que, sin dudas, necesita modernizarse, pero sin perder su andamiaje ideológico en el que se unen los preceptos más conservadores del Islam y un pensamiento profundamente neoliberal.

Pese a este panorama, la respuesta militar yemení no es menor. En los últimos días, Ansarolá, junto a sectores del Ejército, lanzaron un misil balístico que estalló contra el aeropuerto internacional de Riad, capital del reino.‎ También se conoció que la semana pasada, Ansarolá destruyó tres vehículos blindados saudíes cerca de la frontera. La cadena HispanTV informó que más de 180 mercenarios saudíes resultaron muertos y heridos en enfrentamientos con las milicias populares en el este de Saná, la capital del país.

Aunque la situación interna en Yemen se agrava con el correr de las horas, a nivel mundial el silencio es una constante ante los sufrimientos del pueblo yemení. Las masacres que sigue cometiendo Riad son cometidas bajo un férreo manto de impunidad. Mientras tanto, en Yemen se convierte en realidad la idea de que un Medio Oriente dividido siempre será beneficioso solamente para los más poderosos.
leandroalbani@gmail.com