viernes, 18 de agosto de 2017

Breve y conciso

Por Abogado Argimiro Añez M:

El imperialismo global encabezado por su su majestad, Ronald Trump, apoyado por sus vasallos, los presidentes de, México, Canadá, Colombia, Brasil, Chile, Perú y otros gusanos arrastraos a sus pies, decidieron desconocer el ejercicio del Poder Popular en Venezuela.



La Asamblea Nacional Constituyente, es ni más ni menos el supremo acto originario y constitucional al que tenemos derecho los venezolanos, para legitimar la reforma del Estado, la creación de un nuevo ordenamiento jurídico, así como para la redacción de una Carta Magna acorde con los lineamientos políticos actuales.

Hermanos, amigos, vecinos, no estamos luchando contra la caterva de bates quebraos arremolinados en la MUD. En definitiva, todas las fuerzas del fascismo mundial se han unido para conspirar contra nuestra querida patria.

Recordar que la ONU y todos sus satélites como la CIA, la DEA, Hollywood, CNN, FOX, el FMI, el Banco Mundial, la COPRE, la OMS, la OMC, la OTAN, el Vaticano, la Reserva Federal, la OEA, la Unión Europea, el Parlamento Europeo, etc, etc., no son más que parapetos burocráticos y colonialistas,  creados por el imperialismo global después de la 2da. guerra mundial, cuyo objetivo “simbólico” es ¿¿¿ crear las condiciones socio-políticas, que propicien  la paz mundial, el desarrollo económico y social, establecer la aplicación del Derecho y la Justicia Internacional, así como el Derecho Internacional Humanitario y el respeto de los Derechos Humanos??.

Decimos “simbólico” porque en el fondo todos nos damos cuenta, que esos organismos internacionales y otros que sería largo enumerar, actúan contrarios a los estatutos para los cuales fueron creados, que en verdad son herramientas precisas para mantener controlada a la familia humana

Precisar que el Consejo de Seguridad y la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, el Derecho  Público Internacional, La Corte Internacional de Justicia, el Estatuto de Roma (la Corte Penal Internacional) y demás Tribunales y Cortes Internacionales para los tratados de justicia multilateral, responden a los intereses socio-políticos de ese Gran Poder Piramidal Universal, que todo lo ve y todo lo puede, como ejemplo, matar a nuestro Eterno Comandante, Hugo Chávez

No obviar que desde hace milenios la sociedad humana ha sido manipulada, engañada y dominada por los mismos factores oscuros y diabólicos demonios, que han venido mutando para controlar la humanidad y perpetuarse en el poder.

Que estamos presenciando el mayor poder hegemónico conocido en la historia humana, que no es otra cosa que la confirmación del sumo poder extraterrestre de los Anunnaki o Illuminatis (bestias disfrazadas de humanos), empeñados en acabar con el 85% de la población mundial, que les facilite la consolidación de la Globalización o el Nuevo Orden Mundial.

Concluyo, las grandes corporaciones mundiales, están detrás de la difusión de inmoralidades, enfermedades, virus, quiebra de bancos y economías, control de las drogas, venta de armas, todo tipo de catástrofes "naturales" y terrorismo, destrucción, guerras y muertes.

algimiro2107@gmail.com 

¿Un gendarme mundial en el Siglo XXI es posible?

Por Germán Saltrón Negretti: 

La mayoría de los expertos políticos y militares en el mundo, sostienen que es imposible, motivado al sistema denominado Destrucción Mutua Asegurada (MAD) que se basa en el hecho de que si un país con capacidad nuclear ataca a otro país con armas nucleares, el resultado final es la aniquilación nuclear para ambos, haciendo la vida humana imposible en el planeta. Algunos analistas creen que ningún país se arriesgaría a destruir todo el planeta, pero está ocurriendo un efecto contrario, existe una competencia entre algunas naciones por poseer más armas nucleares.



Se explica por qué en el sistema económico capitalista, todo se convierte en mercancía y la industria armamentista es una de la más lucrativa junto con la petrolera. Recordemos que EE.UU creo la Guerra del Golfo: En 1990-1991 donde intervino decisivamente a favor de Kuwait contra la ocupación iraquí de Saddam Hussein. EE.UU incremento sus políticas intervencionistas apoyado por el Consejo de Seguridad de la ONU, decretando la guerra en Afganistán de 2001, y la creación del grupo fundamentalista Al Qaeda. El gobierno de  EE.UU participó en el auto atentado del 11/09/2001 contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono para justificar sus planes guerreristas posteriores en el medio oriente.  

EEUU planificó el golpe de Estado en Venezuela 11/04/2002, contra el Presidente Hugo Chávez Frías para apoderarse de nuevo de las mayores reservas petroleras del mundo y actualmente insiste en derrocar al Presidente Nicolás Maduro Moros. Para este defensor en materia de derechos humanos, es inminente esta guerra nuclear con Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos. Ojala me equivoque para bien de la humanidad.


germansaltronpersonal@gmail.com

La filosofía, la educación y el rescate de los valores. Parte 4

Por Víctor Manuel Barceló R : 
Colombia

Señalamos que el ser humano afronta diversos acontecimientos que marcan épocas. Nuestra generación vive momentos de perturbación profunda por cambios de excepción: apertura comercial controlada por los centros de poder planetario; competitividad internacional progresiva y agresora hacia pueblos y comunidades; globalización manejada desde las finanzas mundiales; avances científicos y tecnológicos rápidos, encausados a servir al gran capital; variabilidades en la geopolítica por agentes étnicos, económicos, políticos y religiosos, principalmente.

Las políticas educativas responden a tales cambios con la mayor rapidez posible e íntimamente relacionadas con los procesos sociales, pero no siempre tienden a consolidar el bienestar humano, al alejarse de principios y valores que la educación incorpora, como transmisora de cultura, siempre y cuando participe la sociedad, el pueblo organizado para la defensa de sus valores, normas de comportamiento, procesos científicos y tecnológicos, que superen intereses del neoliberalismo y busquen mejores condiciones de vida para todos.

Apreciamos que los filósofos, no sólo construyen teorías, sino que sus reflexiones acerca de la educación les encauza, por la profundidad de su pensamiento, al encuentro con la problemática que opone sus discutibles argumentos, a la formación para una vida en libertad y felicidad. Lo hacen aclarándolas con síntesis ejemplares, tanto en la parte ideológico-doctrinaria, como en las teorías pedagógicas, como sustento para realizar la crítica a las teorías educativas hibridas, preparadas para servir a intereses de grupos empoderados de los gobiernos nacionales.

Qué importante es que la filosofía deduzca principios generales de la educación para cada momento histórico y en su base analice los fines de la educación, proponiendo la conformación de leyes relacionadas con ella, que encaucen el evento educativo.

A la vez reflexiona desde la epistemología - que estudia principios, fundamentos, extensión y métodos del conocimiento humano- acerca de lo que se está enseñando y hacia donde tiende ese empeño, para precisar si lo que se aprende es condescendiente con una formación integral para una vida placentera y libre.

En el mismo tenor, profundiza en aspectos propios de la pedagogía como metodologías de la enseñanza; teorías del currículo, que se corresponden con el conjunto de criterios, planes de estudio, programas, metodologías, y procesos que contribuyen a la formación integral y a la construcción de la identidad cultural tanto nacional, como regional y local como base y sustento de dicha identidad. Con tales elementos se interna en el análisis de las ideologías que subterráneamente actúan en las políticas educacionales, mismas que distorsionan el sentido elevado que debe tener la educación de excelencia, bajándole a un criterio comercial de calidad, comparable con un mueble, un automóvil y cualesquiera otros objetos.

En este empeño por impulsar los más nobles objetivos y formas de acción a la educación integral, se echa mano de diversas ciencias (psicología, filosofía misma, sociología, e inclusive de la política). Más específicamente se construyen ciencias afines como: Sociología de la Educación, Economía de la Educación, Antropología de la Educación, Historia de la Educación, Psicología de la Educación, Pedagogía Didáctica, Filosofía de la educación, Educación Comparada y Política de la Educación.


v_barcelo@hotmail.com

Perspectivas de la historia de Brasil y el Alcance General

Por Tania Jamardo Faillace: 

Usted tiene razón en señalar las diferencias básicas son en 1964 y 2016. Pero es demasiado optimista para considerar un frente como deducido, podría formarse y tener alguna posibilidad - por pequeño que sea - de hacer frente a lo general. No es ideología, sino de los intereses concretos de gran alcance cuyo alcance no es tener razón, sino a garantizar una potencia total en el planeta y la humanidad.


Y Lula no es Lenin o Guevara. Es una unión de los resultados, un sindicalista que fue empujado casi a la fuerza para asumir funciones y resalte vez ha querido precisamente por su maniobrabilidad. Hasta su conversión al icono de PT - cuyo diseño era muy diferente de lo que se hizo - fue empujada por nuestras gargantas debido a su tendencia irrefrenable a la conciliación.

Lula no quería que el PT, al igual que Lech Walesa criticado por convertir el sindicato único partido político Solidaridad. Lula no le gustaba la política. Quien convenció de lo contrario, tal vez que esta era su deber, era su alter ego, José Dirceu.

Debido a las fuerzas que luchaban, temían que el liderazgo formal fue entregado a un radical de izquierdas, mientras que Lula fue moderado y reformador, y bastante impresionable.

Así impresionable, que apoyó y más tarde alentó a la candidatura del partido presidencial José Dirceu contra Olívio Dutra. Olívio Dutra dio un paso atrás, ya que es un franciscano, franciscana y se involucra en la lucha por la elección ideológica y religiosa.

Y José Dirceu podría cambiar el curso de la PT, revocando su manifiesto original, y la institución de la membresía en línea, para engrosar el partido con cualquier persona, en lugar de militantes conscientes y activos, como había sido originalmente, que sirve muy bien a los intereses de conciliación el sindicalismo de Sao Paulo (aplegado, con algunas excepciones) y el sistema y tendencias reformistas en general.

En cuanto a los estudiantes, que tenían unas pocas décadas para ser reducidos a las fantasías de globalización, confundido por algunos izquierda - no dotados de herramientas teóricas y conocimiento histórico - con el universalismo bíblico y Salvacionistas o anarquismo.

Por lo tanto, no se puede escapar el trabajo duro, el trabajo de hormiga. Por poner un pie en el barro e ir a por la educación política de las masas, incluso dentro de los movimientos específicos.

No hay garantía porque el destino de la masa, de acuerdo con la imprimación Nuevo Orden Mundial es su extinción política, económica y física.

Esto está dentro del proyecto monopolio planetario. Delirio loco. Pero el sistema capitalista que tiene razón, agravada por su transnacional ismo evolución. Y la izquierda desapareció. Para inconsistencia teórica y estratégica, por cooptación. Y el reformismo patrocinado por la coalición partidista desde el 2002 puso una pala de cal en los sindicatos lisiados que poseíamos.

No hay más oportunidad de ir engañando tiempo con las fórmulas reformistas. Habrá guerras y derramamiento de sangre.

La última oportunidad de contemporización terminó con el fracaso de Trump puso en paños calientes en la hostilidad contra el Estado profundo Eurasia. De hecho, la campaña contra Trump se debió a esta su mismo compromiso - por eso las celebraciones a ese idiota violentamente, que es Hilary Clinton.

Vamos a ver lo que cada uno es capaz de hacer. Y ahora, es sólo la vieja que podemos contar, porque los jóvenes fueron llevados hasta ser "baquetas".

De hecho, ayer fue amenazado, casi en frente del edificio donde vivo, por un ciudadano de 50 años, bien vestido, pero no decorado con una barba gris bien recortada. Amenazado con grandes gestos, porque yo estaba hablando con un guardián de coches que apuntan allí, y sé hace mucho tiempo. El "palillo" me acusó de inflar las clases más bajas!

Y escapó sin necesidad de identificarse! 
 Periodista y escritor de Porto Alegre, RS 

taniajfaillace@gmail.com

Proclama del PWW-MO de EEUU

El Partido Workers World-Mundo Obrero condena las declaraciones que el presidente estadounidense Donald Trump hizo el 11 de agosto contra el pueblo de Venezuela, especialmente su amenaza abierta de usar la "opción militar", es decir, que la fuerza militar estadounidense podría ser usada contra el pueblo soberano de ese país. Prometemos hacer todo lo posible para movilizar a la población de los Estados Unidos a manifestarse para detener cualquier intervención estadounidense en Venezuela.


El PWW-MO también condena como flagrante mentira, la calumnia al presidente bolivariano por parte del presidente estadounidense, acusándolo falsamente de retener a presos políticos y de ser responsable de la muerte de venezolanos y de atacar los derechos humanos.

Por el contrario, son las llamadas fuerzas de oposición en Venezuela - que están alineadas con el imperialismo estadounidense contra el gobierno venezolano - que han causado terror en las calles con sus "guarimbas" - las violentas manifestaciones que agreden a las/os partidarios de la Revolución.

Con su habitual fanfarronería mentirosa, Trump exigió que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, liberara a los presos políticos. Se atrevió a hacer esta demanda al mismo tiempo que Estados Unidos encarcela a 2,3 millones de personas, en su mayoría negras, latinas e indígenas. Quienes están en las cárceles estadounidenses incluyen a muchas/os activistas políticos y luchadores por la libertad que han estado en la cárcel por más de tres décadas.

Respecto a los derechos humanos, el Washington Post informó que 963 personas fueron abatidas por la policía en 2016 en Estados Unidos, y que a partir del 13 de agosto, unas 611 han sido asesinadas en 2017 por la policía. Trump mismo tomó el lado de las peores ratas fascistas en los Estados Unidos con respecto a la confrontación el pasado 12 de agosto después de que contra-manifestantes antifascistas fueran heridas/os y una asesinada en Charlottesville, Virginia, por los nazis y el Klan.

Así que es la Casa Blanca en Washington y no el gobierno de Maduro que está amenazando los derechos humanos y reprimiendo a la población.

Aunque el Pentágono declaró que no había recibido órdenes sobre Venezuela, sabemos que las Fuerzas Armadas estadounidenses ya se estaban preparando para una invasión. En junio, los militares estadounidenses realizaron ejercicios que denominaron "Operación Tradewinds 2017" en la isla de Barbados con 2.500 soldados, a 670 millas de la costa venezolana, y luego en Trinidad y Tobago, a sólo 373 millas de distancia.

El ejército norteamericano planea otro ejercicio en noviembre llamado "Operación América Unida", en una base en Brasil, cerca de las fronteras con Perú y Colombia y muy cerca de la frontera venezolana.

El vicepresidente Mike Pence está visitando actualmente Colombia, Argentina, Chile y Panamá. No sería de extrañar que "tuerza los brazos" de esos países para que favorezcan la intervención militar en Venezuela, justo después de que algunos de estos países -que se han opuesto y condenado repetidamente al gobierno bolivariano- rechazaron la declaración militarista de Trump, afirmando que condenaban cualquier medida militar y el uso de la fuerza contra Venezuela.

Puesto que incluso su propio personal de la Casa Blanca no parece saber lo que hará este presidente o tuiteará a continuación, no hay manera de que otros puedan estar seguros de si su fanfarronada beligerante contra Venezuela se convertirá en acción. Pero debemos tomar en serio las amenazas contra Venezuela y continuaremos explicando a la clase obrera estadounidense la verdad sobre el gobierno revolucionario bolivariano en Venezuela y movilizándonos contra cualquier intervención estadounidense contra este país soberano.

www.workers.org

Partido Workers World-Mundo Obrero
147 West 24 Street, Suite 2B
Nueva York, N.Y. 10011
Estados Unidos
www.workers.org

Partido Workers World-Mundo Obrero
147 West 24 Street, Suite 2B
Nueva York, N.Y. 10011
Estados Unidos


¡EUA, manos fuera de Venezuela!
¡Viva la Revolución Bolivariana!
¡Viva la Asamblea Nacional Constituyente!



miércoles, 16 de agosto de 2017

Guerras, narcotráfico, armas y genocidio imperialista

Por Diego Olivera Evia
La sociedad humana sumida en la violencia del capitalismo

Muchas veces nos preguntamos hacia dónde va la humanidad, la crisis de valores ha creado divisiones en las mismas familias, cuales son los objetivos de la acciones de EEUU y su Complejo Militar Industrial (CMI), de intervenir en los países del Continente, bajo la concepción neocolonialista de divides y reinaras, se ha logrado dividir a los países del Mundo. Solo la conquista de los mercados y de la riquezas, son las presas de los grupos de poder, como los planes de la Central de Inteligencia Americana (CIA), como los mecanismos intervencionismos de la USAID, con hipotéticos planes de apoyar el desarrollo, como los hicieron los EEUU con el ALCA, para dominar a los países de América Latina y el Caribe, derrotados en la reunión de Buenos Aires Argentina, en la fatídica e imperialista acciones belicistas del ex presidente George W Bus.


La búsqueda de ampliar el capital y la disminuidas reservas de petróleo en EEUU, apuntan a la agresión de los países petroleros, como es el ataque intervencionista y las amenazas contra Venezuela, por ser el tercer proveedor de  Estados Unidos y la facilidad de traslado en 3 días del crudo a las refinerías de Citigo, inversión de Venezuela con varias gasolineras, esta realidad ha sido tema de debate y preocupación de un Congreso estadounidense, con alianza de Republicanos y Demócratas, han advertido al presidente Bipolar Donald Trump, de no generar sanciones a PDVSA, la cual podría ampliar sus ventas de crudo a otras naciones del mundo, como China, Rusia, India.

Estos hechos con la guerra anunciada, por el mismo presidente, que ha creado varios frentes de Guerra, contra Corea del Norte, Rusia acusándolo de intervencionismo en las elecciones de EEUU, desmentida por Trump, pero con sanciones del Congreso de Estados Unidos, esto ha determinado una mayoría en las cámaras legislativa, para controlar las incoherencias del mandatario estadounidense, que arremete contra variados países, México al cual controla con la CIA, a Venezuela, a Bolivia, Nicaragua, como amenazas a los países del Caricom en el Caribe Anglo, Franco, de estas islas que han defendido la soberanía de Venezuela y Latinoamérica, contra las injustas sanciones económicas y políticas de EEUU, como las amenazas intervencionistas.

La muerte y la guerra supervivencia gringa
Pero no solo el imperio ha crecido en el monopolio de la guerra, ha buscado la venta de armas, como la exportación de bases militares, en una guerra fratricida, contra el planeta para sustraer los recursos de los Continentes, desde América Latina, África, Asia, Oceanía, Europa, la venta de armas ha sido la base de la economía de EEUU, auspiciada por el CMI, ante la crisis de la economía de Estados Unidos, el mismo Trump, visito a Arabia Saudita para venderles armas, para agredir a Yemen, a Siria, a Iraq y ahora a Irán, siendo la base de estas agresiones, el control del petróleo del Medio Oriente, como la balcanización de Siria, para crear una salida de petróleo a través de un oleoducto, para crear una vía más rápida del crudo a América del Norte y sus socio Canadá.

Los millones de muertos en las guerras del Medio Oriente, han sido solo efectos colaterales, para controlar el Mediterráneo, el Golfo Pérsico, queriendo controlar a las naciones del área, el apoyo a Siria de Rusia, permitió una campaña militar del ejército Sirio, provistos de armas y con el apoyo de la aviación, como helicópteros, de esa manera, revertir la penetración de los grupos yihadistas, y bandas de sirios opositores, el fracaso en Iraq de los terroristas, ha golpeado al ´poderío de EEUU, que sigue bombardeando a ciudades y matando civiles.

El robo de petróleo por los terroristas del Dahes, ha sido parte de la estrategia del pentágono, para adquirir el oro negro, ahora de la misma manera roban los pozos petrolíferos, en una guerra de rapiña no convencional, el aislamiento de Qatar, acusado de terrorismo por Arabia Saudita, es la otra mentira, al socio de EEUU y de Israel para apoyar a los del Estado Islámico (ISIS), además de atacar a Siria y amenazar a Irán.

Esta es una guerra no convencional, la destrucción de Libia por OTAN, bajo el auspicio del Pentágono y el Nobel de la muerte Obama, abrió la puerta al holocausto del mediterráneo, con miles de inmigrantes, huyendo de las guerras de Siria, Yemen, países de África, huyendo de la muerte y el hambre, para morir en manos de piratas con barcos inflables y lanchas de poco calado, ha teñido de sangre las aguas, pero no solo la travesía, el racismo y la intolerancia de Europa a estos refugiados, ha creado una crisis similar a una guerra mundial.
Los mercaderes de la muerte, han creado una peligrosa crisis en Europa, ataques en Francia, Bélgica, España, Italia, han sido parte de la guerra y ahora pagan con los atentados, porque el Eli no son musulmanes creyentes, desconocen el Corán y muchos de ellos son mercenarios de Europa, de los países orientales derivados de la desaparición de la URSS, que luego de guerras étnicas, han vendido su alma al diablo (si la tienen), esta es la realidad de un capitalismo neoliberal, que solo valora el poder de los ricos y ahora con Trump llego la Oligarquía de los millonarios, con miles de inmigrantes expulsados y con millones de norteamericanos en la pobreza.

La sociedad humana sumida en la violencia del capitalismo
Esta realidad de un mundo capitalista destructivo, surge la realidad de una pérdida de valores, de familias disueltas por crisis de  violencia, guerras fratricidas crearon valores de odio, la misma crisis en Venezuela es el espejo, de una oposición que ha llevado a los ciudadanos, a crímenes de lesa humanidad al quemar a ciudadanos de esta nación, al matar con armas caseras y ahora atacar cuarteles, para obtener un poder de sangre y muerte.

La misma sociedad latinoamericana ha crecido en la violencia, en países como México, con miles de desaparecidos, de niños asesinados y vendidos sus órganos, mostrando el mayor desprecio del PRI y su presidente inmoral Pérez Nieto. De la misma manera en Colombia, hoy enemigo declarado por Manuel Santos, muestra la cara de la muerte, habla de paz y mantiene más de 1.500 ex guerrilleros en las cárceles, niega el paramilitarismo, y mueren diariamente dirigentes campesinos, derechos humanos, ex guerrilleros amnistiados, socio del criminal expresidente Uribe, en miles de asesinados cuando era su Ministro.

Otros países de América Latina se han sumado al violencia imperialista, la guerras de los ricos, se han ampliado en Argentina, Brasil y lo más subdesarrollados como Perú y Paraguay, apoyan las migajas del Departamento de Estado, lamiendo las botas de los militares yankees, que ahora violan niñas y generan asesinatos, con el consumo de drogas, esta realidad muestra, los niveles más bajos de los valores humanos.

La sociedad humana tiene que buscar caminos de entendimiento, no seguir sumisos a los poderos, que nunca le darán a los pueblos una vida digna, que lleva a los menores a delinquir, a disociarse de sus familias, a ser explotados por la fabricas, minas, como a niñas adolescentes a prostituirse, para morir en manos de un psicópata o su proxeneta. Miles de mujeres inmigran a Europa, ante oferta de trabajo y son llevadas a burdeles, para pagar su pasaje y estadía, estas son realidades que demuestran que el capitalismo, destruye la sociedad, la cultura, la diversidad de religiones, es una plaga dispuesta a crear una guerra mundial, sin preocuparse de las bajas, solo la humanidad y la búsqueda de acuerdos entre naciones, podrá equilibrar la realidad de la sociedad y volver al humanismo ante la muerte.

diegojolivera@gmail.com

El derecho a la verdad para vivir en paz,

Por Manuel Humberto Restrepo Domínguez
Colombia exige no mentir, no robar y no engañar

La verdad en Colombia de tanto ser derrotada por las elites en el poder, que imponen su visión del mundo y definen lo que se debe contar, olvidar o recordar, a fuerza de ser derrotada, pasó de ser un imperativo ético personal, útil para construir la sociedad justa, a convertirse en un derecho individual y colectivo, que tendrá que ser defendido en un campo de batalla político-ético-social, para conquistar su real existencia. La verdad compuesta por la armonía del decir, hacer y pensar, hace parte de la caja de herramientas del país que quiere abandonar definitivamente la guerra y sus consecuencias, para. Enfrentar a las elites que se niegan a dejarla pasar, bien porque sus prácticas demuestran que su vida no trascurre gracias a la paz del colectivo, ni tienen interés por buscarla, o porque sus comodidades dependen de los privilegios que obtienen del estado que los protege, cuida e invierte cuantiosas sumas para proveerlos del bienestar personal y la riqueza que usan precisamente para imponer su verdad.


Le corresponde a los sectores históricamente excluidos, a las víctimas y movimientos políticos no tradicionales, entrar a disputar los escenarios de construcción de la verdad, del relato colectivo de país, que será la variable principal posterior al acuerdo de paz ya firmado. La verdad, no puede ser garantizada por el mismo estado, funcionarios y gobernantes corresponsable directos de la tragedia y sus dolorosas consecuencias, hay que tejerla en colectivo, unir experiencias de resistencia y de luchas, para que sea la fuente de reconstrucción del país lisiado de guerra, enfermo, despojado y débil que no sabe lo que sigue, ni todavía logra un consenso sobre lo que no puede volver a ocurrir.

La sociedad muy a pesar de los primeros lugares en el ranking de felicidad, podios deportivos virreinatos de belleza y cifras alentadoras de la economía, atraviesa un momento de incertidumbres que impide leer claramente la realidad de lo que ocurre. La situación es comparable al instante que debieron vivir quienes de repente fueron rescatados de los campos de concentración nazi, donde habían perdido toda esperanza, olvidado lo que significa un ser humano, perdido su capacidad de lucha y permanecían convertidos en despojos humanos condenados a morir lentamente sin que los victimarios les hubieran ahorrado ningún sufrimiento. Salir del terror de cinco décadas de guerra, quizá sea como salir del campo de concentración, sin saber qué decir, ni adónde ir, pero hay que fijarse un horizonte. No es igual, pero hay similitudes, porque en ambos casos la barbarie borró partes esenciales de la idea de ser humano que la sociedad venia forjando y que fue interrumpida.

Recuperar el camino es solo posible desafiando la imaginación, la percepción y la razón, puestas a prueba por la verdad que llama a aprender a oír, escuchar y disponerse a comprender los acontecimientos que traiga la memoria que en todos los casos viene con un componente de dignidad.

En las cinco décadas de incansables odios se perdió la noción del tiempo y se abandonó la construcción de seres humano humanizado, solidario en vez de competitivos, compasivos en vez de rencorosos y vengativos, humildes en vez de arrogantes. Las causas fueron convertidas en consecuencias, los criminales se volvieron señores y algunos señores se hicieron criminales y el miedo a hablar, decir y pensar con la verdad se instaló adentro de cada persona como una cámara de vigilancia que lo paralizaba para actuar con rebeldía. La realidad se repitió día por día con episodios tratados como simples noticias separadas e inconexas, sin contexto, que ocasionalmente permitían saber de gente que salía de su casa y nunca regresaba, de jóvenes caídos en combates que nunca ocurrieron, de escombreras donde se asesinaba a sangre fría y con placer, de asaltos y rehenes, de bombardeos y minas que mutilaban cuerpos, de violaciones y torturas a mujeres y hombres convertidos en trofeos de guerra, de desterrados padeciendo hambre y humillaciones en las calles.
La verdad es un pilar fundamental para apostar por vivir una paz real, que sea mucho más que la suma de adjetivos o la puesta en ejecución de incontables proyectos e iniciativas, significa entender lo que pasó en la guerra, como se llegó a entender lo que paso en el campo de concentración del que hoy se conoce la brutalidad del horror padecido, se tienen testimonios, museos, cine, fotografía, escritos y exposiciones que le han permitido a la siguiente generación vivir con dignidad y al mundo saber lo que no puede volver a repetirse. Promover incontables proyectos e iniciativas antes de comprender la complejidad de lo ocurrido y desconocer a los actores y sujetos de cada territorio, puede entrar en la órbita del oportunismo, la demagogia la manipulación o el engaño.

Vivir en paz tampoco corresponde a la tarea simple agregar verdades a medias, ni ajustar el vocablo paz a cada cosa sobrante de la guerra y seguir como si nada. Vivir en paz exige conocer la verdad para formular políticas construidas desde abajo, no por expertos, consultores, ni postizos vendedores de liderazgos de oficina, si no por los propios sujetos que en los territorios hacen la historia y han padecido las negaciones. Para vivir tiempos de paz y convivencia, como lo muestran otras experiencias, la sociedad realmente tiene que ponerse de acuerdo en el tipo de ser humano que quiere formar y reconocer como sujeto de derechos y ello exige poner a flote lo que estaba debajo.

Hay que devolverle el sentido y el valor a la verdad y recuperar la esencia de la justicia, llamada a ponerse excepcionalmente por encima de ley heredada de la guerra que basaba su visión  en el enemigo interno a aniquilar, eliminar, sacar del camino. El acuerdo político logrado para salir de la guerra, exige recordarse siempre que fue un pacto entre el estado y una insurgencia con el propósito de modificar los modos de convivencia, que no podrán ser las mismas de la guerra y cuyo cambio empieza por conocer la verdad para que los odios y la venganza no florezcan ni se repitan. Las estructuras del poder en la guerra, estuvieron asociados a  la asignación de crecientes presupuestos (para afianzar la muerte mientras la vida, la salud, la nutrición, la educación y el buen vivir estaban en riesgo); al usufructuó personal obtenido con los cargos del estado (acorazados por poderosas cadenas de clientelismo y corrupción regional y nacional que siguen intactas); y a privilegios asociados a familias y apellidos que actúan como castas cubiertos de privilegios incuestionables.

Pero hasta ahora ninguna de estas desviaciones democráticas y tampoco las instituciones han cambiado, las elites parecen acomodarse a la nueva situación dándole vuelta al aviso colocándolo por donde dice paz. La burocracia sigue pensando y actuando de la misma manera que aprendió a hacerlo en la guerra, es indolente, sirve a lealtades personales y compromisos partidarios con jefes políticos o religiosos, antes que guardar lealtad a la constitución y al pacto social laico, diverso, plural, heterogéneo, suscrito entre gentes declaradas y reconocidas libres e iguales. Las instituciones son las mismas de la guerra, los cargos siguen ocupados como cuotas de poder, los herederos de grandes fortunas no quieren que se sepa del origen de esos bienes, ni los empresarios nacionales y extranjeros quieren que se escudriñen los flujos de su creciente capital que no se afectó durante la guerra.

El enemigo de la verdad histórica es el poder, las elites, que preparan el campo  de batalla, que se niegan a reconocer las consecuencias devastadoras de su incontrolable deseo de poseerlo todo. Las elites y los hombres del sistema formados para seguirlas, obedecerlas y temerlas, con estilo y prácticas autoritarias se creen poseedores de la verdad única que replican con la velocidad de los micrófonos a su servicio; se creen también dueños de la verdad sobre una idea de ser humano subalterno al que califican, clasifican, estigmatizan o absuelven y; se creen dueños del sentido de la historia para colocar sobre ella su propio sentido de justicia que resulta abiertamente injusto y degradante. El buen gobernante, llámese presidente, magistrado, ministro, alcalde, gobernador, rector, decano, gerente o director, tiene el mandato de hablar con la verdad sin cálculo político ni demagogia. No mentir, no robar y no engañar, forma un trípode de base de la verdad que aporte para vivir en paz, con sentido de humanidad y con respeto por el ser humano libre, igual y solidario capaz de vivir en convivencia.

P.D. Más del 80% de congresistas hombres, ocupados en actividades de conspiración y desprecio a unos y de acogida a otros de la hermana república, se negó o no quiso a asistir a la sesión sobre la verdad de la violencia contra las mujeres en Colombia, no se enteraron del horror, la agresión y las prácticas de odio, discriminación, olvido y violencia por su condición de mujeres, ni  del terrible lugar que ocupa Colombia en este tema, tampoco se enteraron que cada año desaparecen a 2500 niños, ni supieron cómo se sobrevive en el olvido.

mrestrepo33@hotmail.com