miércoles, 14 de febrero de 2018

¿Se encuentra en su fase final proyecto invasor del imperio sobre Venezuela?


Por Carlos E. Lippo:

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad.”
Simón Bolívar

Una de las primeras ocasiones en las que escribimos sobre este nefasto proyecto de invasión fue en mayo del año 2013, pocas semanas después de la desaparición física del Comandante Chávez y de la victoria electoral del Presidente Maduro. En aquella ya lejana oportunidad presentábamos un análisis que con base en consideraciones económicas, políticas y geopolíticas intentaba demostrar que la invasión yanqui era un hecho casi fatal y que la decisión de invadirnos ya había sido tomada en El Pentágono, quedando sólo por determinarse, cuándo invadirían y de qué forma lo harían, temas sumamente importantes para intentar desmontar el dispositivo invasor por vía de su denuncia a nivel nacional e internacional, así como para poder diseñar y desarrollar en forma conjunta, gobierno y pueblo revolucionario, los planes requeridos para contrarrestar la agresión en caso de no haber logrado abortarla.



Tratando de aproximarnos al conocimiento de cómo habría de producirse la inexorable invasión publicamos a partir de marzo de 2014 y hasta septiembre de 2018, una serie de artículos [(1), (2), (3) y (4)], en los cuales definíamos un conjunto de escenarios de invasión factibles, formulados con arreglo al análisis de algunas de las innumerables invasiones realizadas por el imperio desde la segunda mitad del siglo XX al mismo tiempo que evaluábamos su factibilidad de ocurrencia en las circunstancias de cada momento.

Mucho hemos querido equivocarnos en la apreciación de que la decisión de invadirnos ya había sido tomada; ocurre sin embargo que el proyecto invasor ha seguido su curso inexorable, como lo evidencian entre muchos otros los siguientes hechos:

 La emisión de la Orden Ejecutiva # 13692 del 8 de marzo de 2015, suscrita por Barack Hussein Obama, que declara a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de EEUU, tratándose ésta de un tipo de acción que ha sido un paso previo común a todas las invasiones que han ejecutado o intentado ejecutar, en el último medio siglo.

·              La estrategia que ha venido desarrollando el Comando Sur y la contrarrevolución venezolana tutelada por esa máquina de guerra, con arreglo a los ocho objetivos definidos en el documento suscrito por su comandante general, el almirante Kurt Tidd, identificado con el título “Venezuela Freedom-2 Operation - Phase preceding - Executive summary. 25.2016, February/Admiral Kurt W. Tidd, Commander U.S. Southern Command (SOUTHCOM)”, filtrado oportunamente por algunos camaradas y analizado en detalle por nosotros en varias notas anteriores.

·              Unas terribles declaraciones ofrecidas por el mismísimo Donald Trump a comienzos del mes de agosto de 2017, luego de reunirse con su secretario de Estado, Rex Tillerson; su asesor de seguridad nacional, H.R. Mc Master; y su embajadora ante la ONU, Nikki Haley, en las cuales, y con el mayor desparpajo, nos amenaza con una intervención militar (5).

La celebración de la “VII Conferencia Sudamericana de Defensa”, en Lima, Perú, durante los días 23 y 24 de agosto del pasado año, reunión en la cual bajo la dirección del almirante Tidd, jefes militares de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, Paraguay, Perú y Uruguay, determinaron nuevas estrategias para "enfrentar amenazas militares" y "atender" la crisis en Venezuela” (6); hecho que demuestra de manera palmaria que no se trata de simples especulaciones nuestras el decir que el imperio esté tratando de conformar una fuerza multilateral para invadirnos.

La gira desarrollada por el vicepresidente Pence por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, pocos días después de que su jefe profiriese sus amenazas de intervención militar, en procura del apoyo militar de esos países para invadir a Venezuela; con el agravante de que estando en el “Estado Forajido de Colombia”, se atrevió a tildarnos de “estado fallido” (7), al igual que antes otros funcionarios de igual o mayor jerarquía lo hicieron con países que luego resultaron invadidos: Afganistán, Irak y Libia, entre ellos.

 La ejecución de al menos ocho maniobras militares conjuntas, algunas de ellas muy cercanas a las fronteras venezolanas, entre los meses de junio y noviembre de 2017 (8), una cantidad realmente inusitada tomando en consideración que en los últimos años, aparte de las Maniobras Navales UNITAS sólo de venían celebrando ejercicios conjuntos en las inmediaciones del Canal de Panamá; con el agravante de que en tales ejercicios han acompañado a las fuerzas del imperio no sólo efectivos militares de los países de la región que le son más sumisos, sino también de algunos países miembros de la OTAN, de aquellos que hacen muy poco esfuerzo por disimular su avidez por ponerle la mano a nuestros ingentes recursos minerales de carácter estratégico.

Que el proyecto invasor gringo se encuentre, a juicio nuestro, en la fase final de su desarrollo es algo previsible por la desesperación de las máximas autoridades del imperio ante la manifiesta incapacidad exhibida por la contrarrevolución venezolana para dar al traste con la revolución bolivariana; en apoyo de esta hipótesis consideramos que es más que suficiente hacer mención de los siguientes hechos:

La reciente instalación de dos bases militares estadounidenses de acción rápida en las comunidades de Vichada y Leticia, en el departamento colombiano de Amazonas, limítrofe con Venezuela por el sur oeste del país, según lo denunciara el periodista José Vicente Rangel (9). Estas bases que vienen a sumarse a las no menos de nueve ya existentes, significan un paso importante en la ocupación militar de Colombia, considerada por el difunto senador estadounidense Paul Coverdell como un paso previo necesario para invadir a Venezuela.

Un incremento notable de la actividad paramilitar colombiana en las cercanías de nuestra frontera, que ha venido incrementándose desde que en marzo de 2017 la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) hubiese desmantelado un campamento, en el que estaban concentrados 120 paramilitares (10); siendo necesario hacer notar que en dicho campamento fueron encontrados uniformes de los ejércitos colombiano, venezolano y estadounidense, asociados sin duda alguna a las operaciones de falsa bandera, o “falsos positivos”que se pudiesen estar gestando en nuestra contra.

La contundente derrota que habrá de sufrir la contrarrevolución venezolana en las elecciones presidenciales a ser celebradas antes del 30 de abril, cualquiera que sea la forma bajo la cual participe, unida o dividida, si es que en definitiva decide participar. La derrota electoral de la contra es totalmente previsible debido al abandono de sus adherentes a causa de sus reiteradas políticas extremadamente erráticas, la última de las cuales ha sido el coincidir con el imperio en pretender implantar la matriz de opinión de que se trata de unas elecciones ilegales, cuando según los resultados de la más reciente encuesta de una de las pocas encuestadoras serias del país, con base en 1.580 entrevistas directas en hogares, realizadas entre el 08/12/2017 y el 31/01/2018, un 65 % expresó estar de acuerdo con su celebración entre los meses de marzo y abril, mientras sólo el 32 % dijo estar en desacuerdo (11).

El temprano inicio de los ejercicios militares conjuntos en la región, marcado por las maniobras “Nuevos Horizontes”, en ejecución desde comienzos de enero y hasta el mes de julio, en el marco de las cuales se permitirá a 415 miembros de la fuerza aérea gringa portar armas y gozar de privilegios diplomáticos en territorio panameño, violando la constitución panameña, el derecho internacional y el “Tratado Permanente de Neutralidad de la Zona del Canal”. Esto último muy grave en opinión del internacionalista de origen panameño y miembro de la Red Voltaire, Julio Yao Villalaz, por poner en riesgo la integridad del canal y del istmo, ante el legítimo derecho de ataque que asistiría a Venezuela, en represalia por “una intervención militar regional que EEUU lleva años planeando para derrocar al gobierno de Venezuela y destruir su revolución” (12).

La extremadamente grotesca acción injerencista protagonizada por el secretario de estado Tillerson en un discurso pronunciado el pasado 01 de febrero en la Universidad de Texas, con el cual trató de incitar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a ejecutar un golpe de estado, por medio de la siguiente cita textual: "En la historia de Venezuela y de otros países sudamericanos, muchas veces el ejército es el agente de cambio cuando las cosas están mal y el liderazgo ya no puede servir a su gente" (13). Pero no contento con la infame acción injerencista, en la misma pieza oratoria, volvió a lanzar la amenaza de invasión, esta vez con las siguientes hipócritas palabras: "Nosotros queremos que sea un cambio pacífico. Eso siempre es mejor que la alternativa: un cambio violento".

La gira iniciada por Tillerson el mismo día del discurso, que habrá de llevarle a Méjico, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica, que no puede ser catalogada sino como un nuevo capítulo de la opción intervencionista de la administración Trump en Venezuela, y que según el comunicado emitido por el departamento de estado informando sobre la misma, se trata de que el secretario instará a sus socios a promover un hemisferio “seguro, próspero, democrático y con seguridad energética”, lo cual obviamente significa poner a Venezuela en el centro de las discusiones y en la mira de los ataques.

Una terrible opinión emitida por el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Academia Rusa de Economía y Administración Pública Nacional, Alexánder Chichin, quien en ocasión de la mencionada gira de Tillerson ha dicho textualmente lo siguiente: "EE.UU. también está intentando apoderarse del petróleo latinoamericano. Quieren comerciar con éste ellos mismos" (14), y todos sabemos a quién pertenece la inmensísima mayoría de este petróleo. Concluye el decano diciendo: "Su estrategia (la de EEUU) está clara: controlarlo todo, cierran en sí todas las palancas económicas. Ahora, EEUU se ha puesto serio con América Latina. Siempre la consideraban su 'patio trasero', pero ahora han decidido poner este patio en orden según sus reglas".

 La intención del gobierno gringo de imponer un embargo petrolero a Venezuela, revelada por el inefable Tillerson el pasado domingo, desde la Argentina, agresivo gesto que fue respondido magistralmente por el Presidente Maduro al decir que Venezuela no permite amenazas ni bloqueos a nadie, y que en caso de que Washington nos imponga un embargo petrolero, Venezuela expandirá sus negocios con otros países, dispuestos a comprar nuestro crudo (15)

La primera emisión del Petro, la criptomoneda venezolana respaldada inicialmente por el petróleo de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, prevista para el 20 de los corrientes (16), con la amenaza que este hecho representa sobre el dólar estadounidense y la posibilidad que nos ofrece de comenzar a romper el bloqueo económico financiero impuesto por el imperio.
 Llegando ya al final de estas notas debo decir responsablemente que considero que el imperio habrá de intentar algún tipo de intervención violenta sobre Venezuela antes del día de la celebración de las próximas elecciones presidenciales.

Dicha intervención podría iniciarse con una incursión de paramilitares desde Colombia que tuviese el propósito de “liberar” una pequeña zona del territorio nacional, suficiente para instaurar un gobierno paralelo que solicitase la venida de la fuerza multiestatal que durante tanto tiempo ha estado aprestando con los ejercicios militares conjuntos; también podría iniciarse con base en un “falso positivo” generado por el narco paramilitar gobierno colombiano.

Como ya dije en una anterior oportunidad, si en verdad se atreven a invadirnos, debo reiterarles de la mano del refranero español, que no les arriendo la ganancia, ya que más temprano que tarde habremos de derrotarlos con la ayuda de los gobiernos y pueblos americanos dignos y de las potencias amigas. Lo lamentable será que antes de que esto ocurra, Nuestra América, declarada por la CELAC territorio de paz, se verá convertida en un gigantesco infierno en medio de las cruentas luchas antiimperialistas de todos sus pueblos dignos y soberanos.

¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Patria o muerte!
¡Venceremos!
(1)    http://www.luchadeclases.org.ve/inicio/colaboraciones/7727-que-hacer-para-contrarrestar-exitosamente-la-inexorable-invasion-imperial
(2)    http://www.redaccionpopular.com/articulo/la-invasion-imperial%3Fcomo-y-cuando-ocurriria-y-%3Fque-podemos-hacer-para-neutralizarla
(3)    http://celippor.blogspot.com/2016/07/800x600-normal-0-21-false-false-false.html
(4)    http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/09/25/noriega-panama-1989-el-nuevo-escenario-para-perpetrar-la-invasion-imperial-de-venezuela/
(5)    http://www.milenio.com/internacional/donald_trump-opcion_militar-venezuela-nicolas_maduro-crisis_politica-constituyente_0_1009699280.html
(6)    https://www.telesurtv.net/news/Comando-Sur-de-EE.UU.-culmina-reunion-estrategica-en-Peru-20170824-0086.html
(7)    http://www.panorama.com.ve/politicayeconomia/Mike-Pence-Un-Estado-fallido-en-Venezuela-amenaza-seguridad-del-pueblo-de-EE-UU-20170814-0029.html
(8)    http://celippor.blogspot.com/2017/11/venezuelaen-la-mira-de-la-operacion.html
(9)    https://laradiodelsur.com.ve/2018/01/denuncian-instalacion-de-bases-militares-de-eeuu-en-comunidades-vichada-y-leticia-de-colombia/
(10)  http://albaciudad.org/2017/03/venezuela-desmantela-campamento-de-paramilitares-con-uniformes-de-eeuu/
(11)  http://globovision.com/article/hinterlaces-65-de-la-poblacion-esta-de-acuerdo-con-que-presidenciales-sean-en-marzo-o-abril
(12)  http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/neutralidad-maniobras-militares/24046580
(13)  http://www.laiguana.tv/articulos/81324-eeuu-pide-intervencion-militares-exilio-maduro-cuba
(14)  http://www.laiguana.tv/articulos/81409-rex-tillerson-gira-latinoamerica
(15)  https://www.hispantv.com/noticias/venezuela/367722/maduro-rechaza-tillerson-bloqueo-petrolero-tensiones
(16)  http://www.portafolio.co/internacional/maduro-anuncia-la-fecha-de-la-primera-venta-del-petro-513759

celippor@gmail.com

Un continente bajo la mentira y la violencia


Por Diego Olivera Evia:
Las traiciones de la derecha latinoamericanas a favor de EEUU

En este nuevo análisis buscaremos centrarnos, en la crisis regional de América Latina, ante una nueva estrategia del “Plan Cóndor”, ahora escenificadas en los halcones del imperio de Estados Unidos, como el subsecretario Francisco Palmieri, en amenazar junto al senador Marcos Rubio, de conocidos vínculos con los carteles de Droga, en este mismo escenario el petrolero Tillerson, ex CEO de Exxon Mobil, está completando un periplo iniciado en México y continuado por Argentina, Perú, Colombia y Jamaica, tratando de capitalizar el control de petróleo en el Caribe, tratando de terminar con los acuerdos con la venta de petróleo de Venezuela, a precio más justo en el Caricom.



El llamado a un golpe de estado a la cúpula del ejército, fracaso por la respuesta del Ministro y Vladimir Padrino López, en un comunicado demostrando que las Fuerzas Armadas, no participan de un golpe anti democrático, los mimos Palmieri y Rubio son los personajes de un modelo intervencionista, en ese sentido, Tllerson ha pactado con la creación del “Grupo de Lima”, donde participan las derecha neoliberales, con sus perritos de Trump, como los califico el mandatario peruano.

Los cabezas de esta traición más los representativos son los presidetesl  Enrique Peña Nieto, Mauricio Macri, Pedro Pablo Kuczynski y Juan Manuel Santos son parte destacada de la minoría de la OEA que promueve las sanciones contra el estado Venezolano, el Departamento de Estado, el Banco del Tesoro y el secretario General  de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, ex funcionario de la Cancillería y ahora funcionario de EEUU y la CIA, quien ha vendido su alma al diablo, antes progresista en el gobierno de Mujica, del MPP, a los cual traiciono y ha sido considerado desleal al gobierno del FA.

Un continente bajo la mentira y la violencia
Nuevamente el Continente de América Latina, vuelve a los planes expansionista e imperialista, en la presencia de las Doctrina presidente Monroe, en su teoría de “América para los  Americanos”.

Presentamos parte de la doctrina Monroe “En las guerras de las potencias europeas en cuestiones que les conciernen nunca hemos intervenido ni es nuestra política hacerlo. Únicamente cuando nuestros derechos son afectados o están gravemente amenazados nos sentimos agraviados por las ofensas o nos preparamos para defendernos. Con los movimientos de este hemisferio por necesidad estamos más vinculados y por causas que deben ser obvias para todos los observadores ilustrados e imparciales. El sistema político de las potencias aliadas es esencialmente distinto a este respecto del de América […] Por lo tanto, se lo debemos al candor y a las amistosas relaciones entre Estados Unidos de América y aquellas potencias que se declare que debemos considerar todo intento de su parte para extender su sistema a cualquier porción de este hemisferio como peligroso para nuestra paz y nuestra seguridad. Con las colonias o dependencias existentes de cualquier potencia europea no hemos interferido y no interferiremos. Pero con los gobiernos que han declarado su independencia y la han conservado, y cuya independencia hemos, con gran consideración y justos principios, reconocido, no podemos ver ninguna interposición con el propósito de oprimirlos o de controlar de alguna otra forma su destino por parte de cualquier potencia europea, a la luz de cualquier otra manifestación más que de una disposición agresiva hacia Estados Unidos de América» –Presidente James Monroe, mensaje al Congreso el 2 de diciembre de 1823 (traducido del inglés). --Fuente: http://www.lhistoria.com/estados-unidos/doctrina-monroe

Otro mecanismo de dominación por los gringos, fue “La política del Gran Garrote, plan Garrote o Big Stick es el nombre con que se conoce a una tendencia en las diplomáticas estadounidenses de principios del siglo XX. La expresión se origina en una frase escrita por el presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, en el año 1901, donde manifestaba su agrado porque el comité del Partido Republicano de Nueva York había expulsado a un corrupto consejero. La frase, tomada de un proverbio del África occidental era: "habla suavemente y lleva un gran garrote, así llegarás lejos" (speak softly and carry a big stick, you will go far).

Tal concepto ilustra la voluntad de Roosevelt para realizar negociaciones y pactos con sus adversarios internos y externos, pero siempre mostrando la posibilidad de una actuación violenta como modo de presión. Aplicada a la política de Estados Unidos en América Latina, la frase mostraba que el régimen de Roosevelt podía presionar a los países latinoamericanos, particularmente los ribereños del Mar Caribe con una intervención armada.

Señala el inicio del imperialismo estadounidense y de su actuación como potencia mundial. En América Latina comenzaría una ola de dominio político y económico estadounidense (a principios del siglo XX) justificada en la marcada extensión del "derecho" de Estados Unidos a intervenir en asuntos de otros países en defensa de los intereses de ciudadanos estadounidenses, encontrada en el "Corolario Roosevelt a la Doctrina Monroe" emitido por Theodore Roosevelt en su mensaje anual de 1904 como consecuencia de la intervención de las potencias europeas en el Bloqueo Naval a Venezuela de 1902-1903.

Si una nación demuestra que sabe actuar con una eficacia razonable y con el sentido de las conveniencias en materia social y política, si mantiene el orden y respeta sus obligaciones, no tiene por qué temer una intervención de los Estados Unidos. La injusticia crónica o la importancia que resultan de un relajamiento general de las reglas de una sociedad civilizada pueden exigir que, en consecuencia, en América o fuera de ella, la intervención de una nación civilizada y, en el hemisferio occidental, la adhesión de los Estados Unidos a la Doctrina Monroe (basada en la frase «América para los americanos») puede obligar a los Estados Unidos, aunque en contra de sus deseos, en casos flagrantes de injusticia o de impotencia, a ejercer un poder de policía internacional.”

Estas dos expresiones imperialistas muestra la violencia de la acciones militares, si nos aceptaban sus requisitos intervencionistas, aplicaban la intervención militar con marines o mercenarios,  en Centroamérica y Sudamérica  han sido agredidos en varias naciones, logrando los políticos estadounidense, adueñarse  de las riquezas bananeras la historia de la United Fruit Company representa la evolución de muchas empresas en la época de la segunda revolución industrial y el proceso de grandes concentraciones de capital. Esta realidad utilizó sus ganancias para comprar campos de cultivo de bananas en Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras, despojando de tierras a los campesinos, además con sueldos de hambre.

Ahora estamos en el Nuevo “Plan Cóndor” .
La Operación Cóndor o Plan Cóndor es el nombre con que se conoce el plan de coordinación de acciones y mutuo apoyo entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur. Los golpes de estado se sucedieron desde el Brasil 1964, luego de una seguidilla de países golpistas Chile, Argentina, Uruguay, Bolivia y de cierta medida Perú,

El Plan Cóndor se constituyó en una organización clandestina internacional para la estrategia del terrorismo de Estado que instrumentó el asesinato y desaparición de decenas de miles de opositores a las mencionadas dictaduras, la mayoría de ellos pertenecientes a movimientos de la izquierda política. Los llamados «Archivos del Terror» hallados en Paraguay en 1992 dan la cifra de 50 000 personas asesinadas, 30 000 «desaparecidas» y 400 000 encarceladas.3

Henry Alfred Kissinger es  un político germano-estadounidense de origen judío que tuvo una gran influencia sobre la política internacional, no solo de Estados Unidos con respecto a los demás países sino que también directamente sobre variedad de otras naciones. Ejerció como secretario de Estado durante los mandatos presidenciales de Richard Nixon y Gerald Ford, jugando este papel preponderante en la política exterior de Estados Unidos entre 1969 y 1977 y fue consejero de Seguridad Nacional durante todo el mandato inicial presidencial del primero.

El abogado uruguayo Gustavo Salle pidió a la Suprema Corte de Justicia que libre una orden de captura y extradición del ex Secretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger, por ser ideólogo del "Plan Cóndor", el operativo de represión digitado por las dictaduras militares de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile y Uruguay. "Es un hecho absolutamente objetivo la existencia de grabaciones y otras pruebas que involucran a Kissinger con los golpes de Estado en América del Sur y su eventual participación en los asesinatos del general chileno Carlos Prats y de Orlando Letelier y el posible envenenamiento del ex presidente Eduardo Frei", afirmó Salle.

Pero todos hechos del Plan Cóndor, como Argentina y Brasil retorna a América latina a través de modelos diferentes, ahora son presidente neoliberales y Congresos, como la Corte Suprema y las Fiscalías, de Argentina, Brasil, han corrompido a estos órganos de gobierno, con el apoyo de la OEA y su Secretario General Luis Almagro, esbirro de los EEUU. 

Aplicando la violencia, la represión y muerte de manifestantes, en mayo niveles de violencia y falta de justicia se encuentras países forajidos, de México y Colombia, donde la muerte selectiva contra luchadores, sociales, ex guerrilleros de la ex FARC, han sido asesinados y en Colombia no se restaron los acuerdos amnistías de estos militantes, el uso del narcotráfico y los paramilitares son parte del estatus Cuo, de la criminalidad del estado Colombiano, como el de México, con miles de desaparecidos, trabajadores, maestros estudiante, como ciudadanos asesinados por los carteles de la droga, son usados por el gobierno de Pérez Nieto, esta es una parte de las naciones lame botas  de los militares y marines gringos. 

Hemos presentado varias formas de la penetración y conquista de EEUU sobre La América Latina, los hechos muestran la agresión de EEUU y la farsa de su Seudo Democracia, que ha creado un modelo imperial, para subyugar con sus armas y la potencia atómica, el principio de la muerte es criminal, es una versión falsa de la realidad de una nación hospitalaria.

El racismo, el fascismo y supremacía blanca son parte del querer dominar al mundo, pero las burguesías y parte de la clase media latinoamericana, han nublado su visión y renuncian a sus orígenes de latinos, solo se arrastran y los profesionales inmigrantes, subsisten con trabajo mal pagados y muchas veces como mozos, lavaplatos, lava autos, mucamas, hasta prostitución, denigran a nuestro continente al comprar falsos sueños, no existe el paraíso americano del norte, los emigrantes son despreciados y son expulsados de Gringolandia, con un Donald Trunp dedicado a denigrar a los latinos, afros, asiático y ahora islámicos, solo apoyan al terrorismo del Estado Islámico o Dhaes, mercenarios de la muerte.      

diegojolivera@gmail.com

Las agresiones a Venezuela


Por Eleazar Diaz Rangel *

Desde el año 2001, recién llegado Chávez al poder, o, más exactamente, al gobierno, cuando en mayo un oficial de Inteligencia del Ejército descubrió el Plan Balboa, que la OTAN desde España armaba contra Venezuela, pasando por los momentos cuando comenzaba el bloqueo de armas estadounidenses y llevó a Chávez a denunciarlo  en entrevista a Bárbara Walker y no descartaba la posibilidad de una agresión militar, dejando atrás incluso el  decreto del presidente Barack Obama en el 2015 donde consideraba a nuestro país como “una amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad de Estados Unidos y a su política exterior, y aun si nos olvidamos de esas y otras épocas de tensiones, de advertencias y sanciones a la economía del país y a alto funcionarios civiles y militares, nunca como ahora el peligro de agresión militar ha estado presente y debemos verlo como una posibilidad real en la actual política de Washington.



¿Qué me hace llegar a esa conclusión? Antes que nada, la presencia de Ted al frente del gobierno de EEUU, con el apoyo de los sectores más reaccionarios y pronosticables de la política estadounidense, capaces de crear crisis mayores y simultáneas en Venezuela y en la península coreana. Por supuesto, no solo su presencia, sino sus palabras, y amenazas concretas.

Sin embargo, estas condiciones no serían suficientes para valorar la gravedad de la situación. Se han producido cambios importantes en la región. No contamos ni con Lula ni con Dilma en Brasil, ni con los Kitchner en Argentina, tampoco está Correa en Ecuador. No es poca cosa esa ausencia para el desarrollo de los planes de Washington  respecto a Venezuela. Hay que añadir la formación del grupo de Lima, como un instrumento fiel seguidor de las líneas trazadas en EEUU en su obsesiva posición contra nuestro país.

Como si esto fuera poco, nunca la política de la Unión Europea anti venezolana había sido tan fiel seguidora de las acciones y decisiones de Washington. Y seguramente países de la región que están fuera de esas instancias, seguirán el reciente mandato de no reconocer  los resultados de las próximas elecciones presidenciales del 22 de abril. Y no debe descartarse que si ven condiciones, aprovechen la nueva correlación de fuerzas en la OEA para acordar la ruptura de relaciones con Venezuela, como lo hicieron con Cuba.

En el ámbito militar el Comando Sur sigue siendo factor fundamental en cualquier acción, así con los reajustes en las siete bases militares en Colombia controladas por EEUU, especialmente la de Palanquero. Agreguemos la reciente decisión del gobierno de Panamá de autorizar la llegada de  415 efectivos de la Fuerza Aérea estadounidense con permanencia hasta julio!!
Ante ese panorama guerrerista, se supone que los halcones que dirigen la línea exterior de la política de EEUU debieron  llegar a la lógica conclusión de que ha llegado al momento, sino surgieran ciertas dudas. Por ejemplo, ¿Cuál será la reacción en los pueblos latinoamericanos e incluso, en otros países del mundo?

¿Hasta dónde llega el compromiso de China luego del acuerdo de “seguridad y defensa” hace poco firmado con Venezuela? ¿Cuál será la reacción rusa?  ¿Y que harán los cubanos? ¿Y los países del Alba, reunidos de emergencia hace un mes? ¿Con esas interrogantes ¿alguien puede garantizar  el éxito de una invasión militar?

Nunca antes estuvo articulada la unidad cívico-militar en los ejercicios conjuntos realizados, ni el pueblo tenía la capacidad organizativa y la conciencia nacional de ahora.  ¿Pensarán que es  una fanfarronada de Diosdado Cabello decir que se sabe cómo llegarán esos soldados pero no como saldrán?

Ante ese cuadro, tan obsesiva es la conducta del presidente de EEUU, que en el supuesto que descarten la invasión militar, pese a lo “cerca que está Venezuela”, persistirá en la agresión, reforzando todas las medidas económicas y financieras que están aplicando, añadiéndole el embargo petrolero, y con el apoyo de las agencias informativas AP, Reuter, AFP, EFE y de los servicios noticiosos de la TV mundial, reforzar el cerco mediático con dominio de la mentira y de las mayores falsedades, y del ocultamiento de la verdad.

Cualquiera sea la política que aplique Donald Trump contra Venezuela no debe tener sino una respuesta: resistir, enfrentarlas lo mejor organizados posibles y conscientes de que aquí una minoría apoyara cualquier agresión, y levantará el teléfono para recibir la orden de no ir a las elecciones y desconocer sus resultados.

Director últimas Noticias de Venezuel
diazrangel33@gmail.com

Imperialismo estadounidense: manotazos de ahogado por el petróleo


Por Marcelo Colussi

Así como los gobiernos de los Estados Unidos necesitan las empresas petroleras para garantizar el combustible necesario para su capacidad de guerra global, las compañías petroleras necesitan de sus gobiernos y su poder militar para asegurar el control de yacimientos de petróleo en todo el mundo y las rutas de transporte”
James Paul, Informe del Global Policy Forum.

Para el capitalismo de Estados Unidos es imprescindible el petróleo. El oro negro es su savia vital. Todo su derrochador e insostenible american way of live se basa en el consumo inmisericorde de petróleo. Por lo pronto es el país del mundo que más hidrocarburos traga diariamente: 20 millones de barriles diarios. Quien le sigue, la República Popular China, llega apenas a la mitad de esa cifra: unos 10 millones de barriles diarios. Entre su inconmensurable parque industrial, la monumental cantidad de vehículos particulares y medios masivos de transporte que movilizan a su población y el gigantesco aparato militar de que dispone (más su reserva estratégica, calculada en 700 millones de barriles), su sed de este elemento es insaciable.


El negocio del petróleo es, de hecho, uno de los más grandes del orbe: el segundo tras la industria militar (35 mil dólares por segundo gastados en armas). Las compañías petroleras estadounidenses, todas privadas, están entre las más enormes del planeta: mega-monstruos de acción global como la Exxon-Mobil (cuarta compañía a nivel mundial), la Chevron-Texaco, la Conoco-Phillips, la Amoco, la Bush Energy, la Oxy, y otras algo menores (Koch Industries, Apache Corporation, PBF Energy, Alon USA), todas tienen facturaciones multimillonarias, y en buena medida son las que fijan la política exterior de Washington.

Podría decirse que la historia de Estados Unidos es la historia del petróleo, del que está en su subsuelo (60% de su consumo diario) y del que está en el subsuelo de otros países, pero que la clase dirigente de esa nación parece seguir considerando propio, con la pequeña diferencia –o “detalle molesto”– que no cae dentro de sus fronteras. ¿Por qué la geopolítica de la Casa Blanca pone tanto énfasis en Medio Oriente y el Golfo Pérsico, o más recientemente –desde la Revolución Bolivariana en adelante– en Venezuela? Porque ahí están las reservas de oro negro más grandes del mundo. Y porque, aunque no están en su propio subsuelo, las considera propias.

Dos son las causas por las que la política imperial de Washington se construye con olor a petróleo (y a armas: su complejo militar-industrial es el primer negocio de su economía). Por un lado, porque necesita seguir manteniendo la provisión de oro negro como oxígeno indispensable para su sistema económico capitalista (su parque industrial, todo el enorme campo de la petroquímica, el mundo del automotor, los transportes en general –aéreos, terrestres, marítimos–, su aparato militar, la carrera espacial… todo depende, directa o indirectamente, del petróleo). Asegurando el acceso a petróleo (40% de su consumo viene del exterior) mantiene su estándar de vida y, fundamentalmente, no permite que caigan las megaempresas petroleras que manejan ese fabuloso negocio.

Dato significativo: el actual Secretario de Estado, Rex Tillerson, fue anteriormente Director Ejecutivo de la mega-petrolera Exxon-Mobil, así como la ex Secretaria, Condoleezza Rice, fue antes una encumbrada directiva de la petrolera Chevron. ¿Qué significa eso? Que la alta política de la Casa Blanca no distingue mayormente entre funcionario público tomador de decisiones y personal jerárquico de sus corporaciones globales; en realidad, son prácticamente lo mismo. ¿Quién dirige a quién?

Pero por otro lado –y esto hoy día es de capital importancia–, el negocio del petróleo, al menos hasta la fecha, se ha manejado en dólares. Esa moneda, impuesta por el imperialismo estadounidense, es la que rige las petro-transacciones internacionales. Cuando algunos países (Irán, Irak, Corea del Norte) manifestaron su alejamiento de la zona dólar para pasar a otras monedas (euro, rublo, yuan, yen, cesta combinada de divisas) en su comercio internacional, fueron declarados miembros del “eje del mal”, supuestamente por apoyar al siempre impreciso y nunca bien definido “terrorismo”. Está claro: Washington tiembla (¡y tiembla mucho!) cuando ve que su moneda puede perder valor.. O, dicho en otros términos, cuando ve que su reinado puede empezar a caer..

Para la geoestrategia de la Casa Blanca perder la hegemonía del dólar para las transacciones petroleras marca el principio del fin de su supremacía. Es por eso que quiere asegurarse a toda costa las reservas petroleras mundiales (al menos la mayor cantidad) para no verse sujeta a un comercio donde no es Washington el que pone las condiciones.

¿Para qué salió el 1° de febrero el Secretario de Estado Rex Tillerson a una gira de una semana por países “amigos” de la región latinoamericana (México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica, todos con gobiernos de ultra derecha, neoliberales y completamente alineados con las políticas del amo del Norte)? Supuestamente para “promover un hemisferio seguro, próspero, con seguridad energética y democrático”. ¿Qué significa eso?

Preparar las condiciones para garantizar “su” seguridad energética, la de su país, la del american way of life que debe seguir teniendo la población estadounidense para no dañar la economía de sus grandes corporaciones. Es decir: recuperar las enormes reservas petrolíferas de Venezuela (las más grandes del mundo) para tener asegurada una provisión de oro negro a largo plazo (más de 200 años), pudiendo así seguir fijando los precios en dólar.

De las cinco petroleras más grandes del orbe actualmente (la estatal Saudi Aramco, de Arabia Saudita, la estatal National Iranian Oil Company –NIOC–, de Irán, la estatal China National Petroleum Corporation –CNPC–, de la República Popular China, la privada Exxon-Mobil, de Estados Unidos, y la estatal Petróleos de Venezuela –PDVSA–, de Venezuela), ya son varias las que se están escapando del primado del dólar: los iraníes, los chinos y los venezolanos están pasando a fijar sus transacciones en otras divisas. Obviamente, la clase dirigente estadounidense tiembla.

Por lo pronto China, segundo consumidor mundial de petróleo y gran potencia económico-industrial-financiera, comenzó a establecer los contratos a futuro de oro negro en petro-yuanes, debidamente respaldados en oro, y ya no en dólares. Eso se vincula con el lanzamiento que hará Rusia el próximo 5 de marzo del cripto-rublo (constituyendo ese país la mayor reserva petrolera fuera de la OPEP, también con ingentes reservas en oro), más la entrada en vigencia el 20 de febrero de la cripto-moneda Petro, en Venezuela, desvinculándose todos de la zona-dólar, al igual que también lo hace Irán.

La “seguridad energética” perseguida por Estados Unidos, machaconamente remarcada por el Secretario de Estado Rex Tillerson en su gira, no es otra cosa sino el intento (desesperado intento) de retomar las reservas energéticas de Venezuela (petróleo y gas, y eventualmente otros minerales estratégicos, pero en lo fundamental: el petróleo), que desde la Revolución Bolivariana han pasado a ser administradas por el propio Estado, con un proyecto nacional y popular con talante socialista.

De ese modo, ver perder PDVSA es inadmisible para la lógica imperial (que es la lógica de su clase dominante, y para el caso, de las grandes corporaciones petroleras). En otros términos, la gira del Secretario Tillerson busca crear un grupo regional alineado absolutamente con Washington –el Arcomepe: Argentina, Colombia, México, Perú– con el que pedir (y llevar a cabo) la intervención “humanitaria” en Venezuela. Todo lo cual hace más que evidente que en Venezuela no hay “narco dictadura asesina”, como pretende el envenenado discurso dominante promovido desde la Casa Blanca y sus usinas mediáticas: ¡hay mucho petróleo! ¡Hay una compañía petrolera estatal que ahora, desde la llegada de Chávez a la presidencia y la edificación de la Revolución Bolivariana, distribuye la renta que ese negocio da, de una manera más equitativa, popular, beneficiando a los sectores históricamente marginados! PDVSA, con el actual proceso político en curso, dejó de ser una filial estadounidense para pasar a ser una verdadera empresa venezolana con honda proyección social.

La idea del gobierno estadounidense es que el petro-secretario “ministro de colonias”, de gira por “ese pueblito que está al sur del Río Bravo llamado Latinoamérica”, pueda crear las condiciones para poder hacer de la Exxon-Mobil, hoy día la cuarta compañía petrolera del globo, la primera, recuperando la venezolana PDVSA.

El continuo acecho que ha tenido la Revolución Bolivariana durante toda su existencia se explica por eso: por tener las reservas de hidrocarburos más grandes del mundo. El lanzamiento de estas cripto-monedas por parte de otras potencias mundiales como China y Rusia y su abandono del dólar, encendieron peligrosamente las alarmas en Estados Unidos. Lo que pueda venir ahora para Venezuela no es muy simpático precisamente: si todo lo que se intentó hasta el momento para detener la Revolución Bolivariana –ayer con Hugo Chávez a la cabeza, hoy con Nicolás Maduro– no funcionó, en el momento actual, con el golpe que pueden significar estas medidas anti-dólar, el peligro para la hegemonía estadounidense se redobla. Y los animales heridos, lo sabemos, son los más peligrosos, porque lanzan los manotazos más letales, por una pura cuestión de sobrevivencia.

El imperio norteamericano no ha caído ni está pronto a agonizar, pero da muestras de honda preocupación.. Y en esas condiciones, puede hacer cualquier cosa para mantener su hegemonía. La idea de una guerra nuclear limitada da vuelta por muchas cabezas de ideólogos de Estados Unidos. Podrá ser un absurdo disparate en términos humanitarios, pero la desesperación puede llevar a cualquier insensatez, a cualquier imprudencia. Lo que puedan pergeñar para la República Bolivariana de Venezuela es incierto, aunque todo indica que, producto de la actual gira de Tillerson, es muy probable que se organicen países que “intervengan” para rescatar a la población de la “crisis humanitaria”.

Si habrá luego “acciones para salvar a la población de la sanguinaria dictadura madurista” no está claro aún, pero todo indica que eso es posible (quizá intervención de la OEA, o de la ONU, con fuerzas multilaterales lideradas por Estados Unidos). De ahí que debe condenarse con la más categórica energía todo intento injerencista. Venezuela es un país independiente, libre y soberano, y su petróleo y recursos naturales son de los venezolanos, de nadie más.

mmcolussi@gmail.com

Hoy el blanco es Venezuela pero estratégicamente es China

Por Emilio Marín:


Trump y Tillerson, contra la soberanía de América Latina
En su informe del Estado de la Unión, Donald Trump tuvo expresiones imperiales respecto a Venezuela, China y Rusia. En la misma línea arremetió su canciller unos días después. Están atacando la soberanía de América Latina y el Caribe.

Las declaraciones injerencistas del jefe de la Casa Blanca y su secretario de Estado contra países latinoamericanos y caribeños, y contra las relaciones soberanas que éstos mantienen con China y Rusia, son fruto de la desesperación norteamericana.



Es que antes de esas expresiones tan imperiales, la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe había celebrado en Chile el II Foro Ministerial China-CELAC, en enero pasado. Desde el surgimiento de esa comunidad en 2012, pero también desde antes individualmente o en agrupamientos como el Mercosur, Unasur y el BRICS, Beijing mantiene relaciones estrechas con la región, habiéndose convertido en uno de sus principales socios comerciales. Es el número uno de Brasil a partir de 2009.

Por la importancia de la reunión asistió el canciller chino Wang Yi, que luego viajó a Uruguay, para conmemorar los 30 años de relaciones entre los dos países, con eventos culturales muy celebrados.
El vínculo sino-iberoamericano es de larga data y viene progresando de más en más. Incluso cuando es reciente, como con Panamá, de junio del año pasado, el avance es veloz. El 5 de febrero se hizo en Panamá la primera reunión técnica para definir la factibilidad del proyecto ferroviario Panamá-David, en la frontera con Costa Rica. Es parte de los 22 convenios firmados a poco tiempo de establecer relaciones diplomáticas.

El tren está dentro de la Nueva Ruta y la Franja de la Seda ("One Belt, one road", OBOR, “Un cinturón, Una ruta”), el gran proyecto asiático para crear una red de comercio e infraestructuras que lo conecte con el resto de Asia, Europa, África y América Latina.

De allí el odio y la desesperación de la administración Trump, que reacciona con la brutalidad considerar que gente extraña está metiéndose en su “patio trasero”. A la bestia imperial le cuesta entender que América Latina y el Caribe es una región soberana que aspira a ser zona de paz. No es su “patio trasero”.

Groserías por partida doble
Si bien los ataques venían de antes, se puede poner un jalón en el mensaje sobre el Estado de la Unión, brindado por Trump el 30 de enero ante el Congreso y televisado al país. Allí planteó: “enfrentamos a lo largo del mundo regímenes parias, grupos terroristas y rivales como China y Rusia que desafían nuestros intereses, nuestra economía y nuestros valores”.

Además de tirar con munición gruesa contra sus obsesiones (Corea del Norte e Irán, en ese orden, otras veces fue a la inversa), no le mezquinó pólvora a sus blancos favoritos en la región, Venezuela y Cuba, orden que también suele invertirse en las prioridades. “Mi Gobierno también ha impuesto duras sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas de Cuba y Venezuela”, bramó el platinado de extrema derecha, tan derechista que al insistir en su muro fronterizo con México parece estar poniendo los cimientos de otro Tercer Reich.

Las cosas son exactamente al revés de como las presentaba el mediocre orador leyendo del Telepromter: la víctima es Venezuela, con 50 sanciones económicas y financieras de Estados Unidos, que quiere estrangularle la yugular petrolera. La supuesta “dictadura” bolivariana ha convocado a elecciones presidenciales para abril próximo y Nicolás Maduro ha aceptado ser candidato. Washington, en vez de alentar a los opositores de la MUD a esa disputa, los insta a boicotear el comicio, hablando de fraude.

Y no sólo eso, sino que las descalificaciones de Trump continuaron con las amenazas que blandió Rex Tillerson contra Caracas en su semana de gira por Latinoamérica.

Ex CEO de Exxon
Tillerson, ex CEO de Exxon Mobil, está completando un periplo iniciado en México y continuado por Argentina, Perú, Colombia y Jamaica. Sus objetivos eran varios. No podían faltar la búsqueda de buenos negocios para sus corporaciones y bancos, de allí su buena onda y elogios a la gestión económica del gobierno de Mauricio Macri, así como búsqueda de acuerdos en materia de seguridad, con lo que implica en política y negocios, ejercicios conjuntos, venta de armas, bases militares, etc.
Esos condimentos nunca faltan en las giras de los enviados imperiales, máxime si son del palo empresarial como este hombre del riñón petrolero. Sin embargo, el dato saliente de su gira no parece haber sido ese aspecto sino la búsqueda de consenso para actuar contra el gobierno de Venezuela. Quiere sumar aliados para un bloqueo petrolero contra PDVSA.

En ese sentido los interlocutores estuvieron bien elegidos. Enrique Peña Nieto, Macri, Pedro Pablo Kuczynski y Juan Manuel Santos son parte destacada de la minoría de la OEA que compone el “Grupo de Lima”, que promueve las sanciones contra Caracas orquestadas por el Departamento de Estado y el secretario de la OEA, el uruguayo Luis Almagro.

Fortalecer ese polo anti bolivariano reconoce varias urgencias políticas. Una, como quedó consignado, en abril habrá elecciones en Venezuela y una eventual victoria de Maduro daría al traste, al menos por un cierto tiempo, con las guarimbas e intentos de golpe de Estado. Tillerson alentó abiertamente una solución golpista durante su gira y respondió muy bien Vladimir Padrino López, ministro de Defensa chavista.

La otra urgencia de los neoliberales es que también en abril se realizará en Lima la VIII Cumbre de las Américas y Maduro tiene intención de concurrir. Trump también debería ir, pero por ahora duda para no darle al bolivariano la chance de confrontar política y diplomáticamente. El arsenal estadounidense tiene misiles de todas las potencias pero anda escaso de argumentos políticos.

Tiran contra Beijing
El día antes de iniciar su gira latinoamericana, el canciller estadounidense disertó en la Universidad de Texas, en Austin, y atacó a China. Manifestó: “América Latina no necesita nuevos poderes imperiales que solo buscan beneficiar a su propio pueblo. El modelo de desarrollo de China, liderado por el Estado, es una reminiscencia del pasado. No tiene que ser el futuro de este hemisferio”.
Como si esas críticas no hubieran sido fuertes contra China, escaló el lenguaje y habló de “posibles actores depredadores que ofrecen un camino atractivo para el desarrollo que puede conllevar ganancias de corto plazo a cambio de una dependencia de largo plazo”.
Un psicólogo analizaría los mecanismos de proyección en la mente del petrolero: quienes actúan como depredadores de la región y como poder imperial son los EE UU.

La actuación de los bancos norteamericanos, FMI y grupos más ilegales como los “fondos buitres”; las bicicletas financieras y fugas de capitales a paraísos fiscales yanquis de Delaware, Nevada, Florida, Wyoming, Arizona y Georgia; las contaminaciones que provocan sus empresas mineras y otras ligadas al agrobusiness como la tristemente célebre Monsanto; las 872 bases y misiones militares en todo el mundo, de las cuales 76 están en América Latina y el Caribe; el apoyo a los sangrientos golpes militares-cívicos en la región en los años ‘60 y ‘70 pero continuados en años recientes en Honduras y Paraguay, etc, las torturas e ilegalidades de la cárcel de Guantánamo que usurpa en Cuba, el bloqueo ilegal contra la isla socialista condenado en la ONU desde 1992, etc, son cargos firmes en el prontuario de USA.

Si no fuera trágico causaría risa la andanada de Tillerson contra Rusia, acusada de vender armas y equipos militares a “regímenes hostiles que no comparten ni respetan los valores democráticos como Cuba y Venezuela”.

El cronista cree que en esos dos países hay una democracia superadora a la plutocracia norteamericana, con mejores índices de participación y transparencia. Washington habla de este tema siendo el proveedor de armas y partidas millonarias para regímenes de Israel y Arabia Saudita, tan poco democráticos para con su gente y los pueblos vecinos. EE UU, tan poco pacifista, gastará 1,2 billones de dólares para mejorar su arsenal nuclear y el desarrollo de un nuevo misil nuclear marítimo de crucero.

Ganar-ganar
En el II Foro Ministerial China-CELAC en Santiago de Chile, se constató que China es el principal socio de la región, con datos duros. Entre 2005 y 2006, el banco de Desarrollo de China y el Banco de Exportaciones-Importaciones de China otorgó 141.000 millones de dólares en préstamos a países latinoamericanos y caribeños. Los préstamos de capital chino superaron los préstamos del Banco Mundial y del BID. De los préstamos, 31 fueron destinados a proyectos energéticos y otros a 24 obras de infraestructura. Venezuela recibió los mayores préstamos, seguido por Brasil, Ecuador y Argentina, con 5.000 millones de dólares para las represas en Santa Cruz.

Si a eso se suman los proyectos de la Nueva Franja y Ruta de la Seda, se verá que con Beijing salen ganando ambas partes, todos los socios. Menuda diferencia con la relación desigual con Washington, que la sufre Argentina, a la que le aumentaron los aranceles para su biodiésel al 73 por ciento, arruinando exportaciones por 1.200 millones de dólares. Ni siquiera los limones argentinos pueden ingresar sin trabas. El imperio trata a sus subordinados como a un limón: exprime, succiona y tira a la basura.

ortizserg@gmail.com

Colombia ¿Los dueños del capital impondrán al presidente?


Por Manuel Humberto Restrepo Domínguez:

La crisis del capital de 2008 sacó al neoliberalismo de las pocas dificultades que todavía le causaba la política y ratificó su hegemonía para organizar la vida. Los “dueños” del mundo eliminaron su condición de victimarios y responsables de la desigualdad, desastres humanitarios y catástrofes provocadas al planeta y se presentaron como víctimas, que rápidamente subordinaron la capacidad de la política poniéndola a sus pies y controlar las decisiones de estado y reducir la potencia de  derechos humanos como el trabajo, al que le arrebataron mas de 60 millones de empleos en menos de un año (2008-2009). En las dos décadas siguientes hambruna, discriminación, racismo, destierro, exclusión y esclavitudes provocadas por su obsesiva manera de acumular fueron convertidos en datos sin responsables. 70 millones de desterrados, otros 70 de esclavizados o 1000 millones de hambrientos se volvieron una cosa natural por la que nadie se ruboriza ni responde, ni los dueños del capital ni los gobernantes a su servicio, que por incumplir las tareas de estado son violadores de derechos.



2018 inicio con 8 ricos que tienen más riqueza que 3700 millones de personas, a las que podrían evitar el hambre, el destierro, la enfermedad o el analfabetismo y continuar siendo ricos. El 82 por ciento de la riqueza mundial generada en 2017 fue a sus bolsillos mientras la mitad de la población no recibió nada (Oxfam, Forbes y Crédit Suisse Global Wealth). B. Gates, Amancio Ortega, Buffett, Slim, Jeff Bezzos, Zuckerberg, Ellison y Bloomberg son los mas visibles “dueños” que junto con otros pocos le permiten vivir o morir a millones de seres humanos que padecen las humillaciones y viven sin derechos. Este ilimitado poder desbordar las cuadriculas que separan la vida en ciencias, disciplinas, formas de existir, es un poder holístico que sencillamente entiende a la política como una herramienta para mantener ese poder y acrecentar su capital. Los “dueños” pueden eliminar competidores, destituir gobernantes, promover golpes de estado o poner de presidente a quien les plazca aunque nunca hablen de candidatos o elecciones. Han convertido al estado en otro medio de producción de su riqueza, es su empresa principal con capacidad coactiva y represiva para obtener y transferirles recursos mediante negocios de todo orden y vinculo en todos los ministerios y entidades.
Al mirar Colombia, es reconocible que solo cuatro ricos concentran demasiado capital y poder (Sarmiento Angulo, Santo Domingo, Ardila lulle, Gilinski) con capacidad para subordinar la política y decidir quien ha de gobernar. Controlan la subjetividad, el alimento, la movilidad, la manera de actuar. Son dueños de medios de información (T.V, prensa, radio), bancos, seguros, comunicaciones, gas, infraestructuras, finca raíz, vías, aviación, inmobiliarias, incursionan en la justicia, el deporte, el turismo, tienen holding, franquicias y consorcios. Por su mandato la propiedad privada es sagrada y la publica satanizada. Son autosuficientes para poner decisiones políticas a sus pies e intervenir la agenda del gobierno y la dinámica de las instituciones con reglas de mercado (también alimentado por mafias incrustadas en el estado). Los dueños han acelerado el paso de la política hacia el mercado, desvirtuando la esencia de la democracia basada en competidores que tratan de garantizar la realización de derechos y del bienestar colectivo, usurpada por otra forma (politiquería) tomada por competidores que tratan de obtener el poder para reforzar su poder y sustraer los bienes públicos para llevarlas a las cuentas privadas de los dueños y sus múltiples redes de beneficio privado.

El mercado estimula la creación de empresas electorales organizadas y dirigidas por clientelas triunfantes que hacen negocios (legales, ilegales o mixtos) comprando y vendiendo paquetes de electores (como si fueran acciones), no tienen programa político, no responden a principios éticos y su ideología es el capital. Hacer política (politiquería) es un objetivo de la empresa electoral, su negocio, nunca su virtud. De esta manera sin debate colectivo, sin coherencia ideológica y sin sentido de humanidad las empresas electorales (en lo local a la manera de franquicias y en lo global a la manera de Holding) producen a los candidatos que son elaborados como productos para ser vendidos y consumidos por mayorías que puestas en desigualdad, hambre y desesperanza, aceptan la recomendación de dejarse llevar por la corriente y tratar de sacar algún provecho propio. Muchos de estos productos ni siquiera cumplen los mínimos de calidad, la cuarta parte de aspirantes al congreso procedentes de derecha y ultraderecha, han sido puestos al descubierto en fraudes, corrupción o crímenes y simplemente sus empresarios los anuncian como productos imperfectos a los que se les trata de mejorar corrigiendo imagen, sonrisa, gesto en las manos y mirada.

Lo evidente es que a los ricos (y a las élites en general) no le interesan los pobres (salvo para sobreexplotarlos) les interesan sus votos y su plusvalía, no su dignidad ni sus ansias de vivir en paz. Esa ventaja les permite llevar la delantera en la coyuntura electoral y por veto o cooptación persisten en bloquear la construcción de poderes populares, promover la intolerancia y negar a sus adversarios. El consenso sobre el prelegido para sostener el poder y garantizar la movilidad del capital libre de barreras y alteraciones como las que puede traer una paz real con justicia social y para todos parece haberlo indicado Luis Carlos Sarmiento por ser uno de los 120 más ricos del mundo (Forbes), el quinto banquero más rico del planeta (el colombiano.com), el presidente del Holding Aval (el más sólido del país), poseedor de una fortuna cercana a 12 billones de dólares que triplica la de Trump (semana.com) y ser el gran ejecutor de inversiones con recursos de la nación, de múltiples maneras ha señalado que prefiere en palacio a quien de niño lo recorrió de la mano de su tío abuelo presidente y en los últimos siete años con apoyo irrestricto, firme y duradero del presidente Santos, su gobierno y su partido, recibió su preparación de gobernanza (nueva forma del poder globalizado) y visitó el país distribuyendo peso a peso un capital de 25 billones y cientos de miles de viviendas induciendo a creer que la política son hechos (capital) y no derechos y él, esta prelegido para gobernar.

Nada es definitivo pero derecha y ultraderecha son hijas del capital y su doctrina es más sencilla que la de la de las ideas políticas que promueven libertades, derechos y bienestar. El difícil reto popular para enfrentar a la doctrina del capital que remueve contradicciones y une a sus disidencias, es hacer unidad entre organizaciones sociales, defensores de derechos y de la paz firmada, victimas, inconformes y sectores políticos progresistas. Eliminar barreras para enfrentar en unidad las directrices del capital (que al final junta a derecha y ultraderecha en el holding) es muy complejo pero nunca imposible. Es difícil derrotar al preelegido, como lo ha sido derrotar la guerra y el miedo a pesar del sistemático genocidio de luchadores populares, pero se puede. Siempre es posible si se descifrar el enigma como lo hizo Heracles para vencer a Anteo o David para derrotar a Goliat y mejor aún si la esperanza sigue firme para consolidar la paz real y se trabaja a fondo en individual y en colectivo para lograr un ascenso en la conciencia colectiva sin odios, pos-verdades, ni absolutos.
mrestrepo33@hotmail.com

martes, 13 de febrero de 2018

A esa izquierda que históricamente no ha hecho sino dar tumbos…


Por Iván Oliver Rugeles:

Si con esa vehemencia y “valentía” (las teclas sirven para eso y mucho más), con que muchas voces de esa izquierda que siempre ha estado extraviada, que históricamente sólo ha dado tumbos y que ahora, después de la muerte de Hugo Chávez, no ha hecho sino arremeter sin medida y límite alguno en contra del actual gobierno, denunciara los planes persistentes del imperialismo yanqui de volverle a poner sus garras a Venezuela, como lo hizo durante más de 90 años, desde que instaló en Miraflores a Juan Vicente Gómez en 1908, hasta el último gobierno de la Cuarta República en 1998.



Qué bien harían si en esta hora crucial utilizaran esas cualidades en sus más altos grados, para que como planteó, precisamente Chávez, de una vez y para siempre, logremos consolidar definitivamente la ruta indetenible hacia el Socialismo del Siglo XXI y así pudiéramos erradicar definitivamente de nuestro suelo patrio el voraz y criminal sistema capitalista que lo único que le ha traído a la humanidad entera, ha sido muerte, destrucción y lágrimas, en beneficio de minúsculas élites que por siglos han hecho lo que les ha dado la real gana, con el respaldo teórico y práctico de cipayos que nunca les han faltado a su lado…!!!

Rex Tillerson, el Secretario de Estado yanqui, expresidente de la petrolera Exxon Mobil, acaba de evocar la doctrina Monroe, como una política internacional del imperio que, según él, dio excelentes resultados al Hemisferio (claro...!, lo hacían suyo), para concluir esa su reflexión en la Universidad de Texas antes de iniciar ese viaje que realizó recientemente por nuestra Patria Grande, para visitar a sus perritos falderos Mauricio Macri de Argentina, Pedo Pablo Kuczynski de Perú, Juan Manuel Santos de Colombia y Andrew Holness de Jamaica, solicitando que surja dentro de nuestro ejército un Pinochet o un Videla para que asuma el compromiso de darle un golpe de Estado al Presidente Nicolás Maduro Moro.

A quien muchos de esos grupúsculos de esa izquierda a la que se les extravió la brújula, les puede o no gustar, pero que fue electo por el voto mayoritario del pueblo en elecciones libérrimas y que solamente será con esos mismos votos como podrán desalojarlo de la Presidencia en las elecciones pautadas ya por el CNE para próximo 22 de abril y luego de esa atrevida, aviesa e intolerable injerencia en nuestros asuntos internos, de quien maneja la política internacional de los Estados Unidos, nos llama poderosamente la  atención que de esas voces no hayamos escuchado ni leído una sola palabra de denuncia y condena por tan grave llamamiento en contra de la institucionalidad democrática de nuestro país, en abierta y descarada violación de toda la normativa del derecho internacional…

Que nos asombremos de que ello suceda (?), pues debemos confesar que en lo absoluto nos sorprende; la genuflexión y la traición son condiciones gratuitas, aparecen de pronto, muchas veces sorpresivamente, aun cuando ha habido mil un casos que son sólo conductas producto de  sigilosos y bien planeados objetivos perversos, porque bien sabemos que la maldad ha sido históricamente, también, una opción racional de los seres humanos…!!!

rioliverr@gmail.com
ioliverugeles@gmail.com